Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Montañés

"Llegué a pensar que no saldría de Segunda B"

Montañés es uno de los fichajes más prometedores del Zaragoza 12-13 y afirma que "es una gozada" el salto a Primera. Tras crecer en el Barcelona junto a Messi o Pedro, se estancó en Segunda B y perdió la ilusión... Relata en AS su trayectoria y sus primeros pasos en el Zaragoza.

Jorge Solans

¿Cómo se digiere una derrota en su debut en Primera y en un equipo con el pasado reciente del Zaragoza?

Ha sido una jornada en la que nosotros pensábamos que nos iba a ir mejor, teníamos muchas ganas de empezar y de ganar. Nos hemos llevado un pequeño palo porque además, siendo en casa, queríamos que la gente cogiera ilusión. La suerte de este inicio es que acabamos el partido ya en martes y mañana ya tenemos la oportunidad de resarcirnos.

¿El palo es sólo el resultado o también el juego?

El resultado. Yo creo que el equipo estuvo bien, tuvo fases del partido buenas. Salimos muy fuertes los primeros 15 minutos y ese derroche nos pudo afectar luego, ellos dominaron esa fase y nos metieron el gol. La segunda parte fue nuestra claramente, pero no marcamos.

¿No tienen la sensación de que el Valladolid estuvo muy cómodo, con y sin la pelota, y de que el dominio del Zaragoza fue ficticio?

Ellos estaban cómodos porque hicieron el mismo juego que hacían en Segunda, lo tienen muy marcado y les funcionó. Estuvieron bien plantados atrás y tocaron bien cuando recuperaron, quizá por eso nuestro esfuerzo de ir una y otra vez nos mermó físicamente.

A Montañés no le sorprendió el Valladolid, ¿no?

Sabía que si le poníamos intensidad podíamos ganarles. Así lo hicimos en los primeros 15 minutos y ellos sufrieron. Pero sabía que su fuerte es tocar el balón y combinar, a partir del minuto 20 empezaron a hacerlo como lo hacían el año pasado y les funcionó.

Vayamos a lo individual. ¿Qué Montañés vio?

Los primeros partidos siempre son duros, los más difíciles. Personalmente acabé con una buena sensación, físicamente me encontré bien. En ataque pude aportar poquito, pero teniendo en cuenta los nervios y la dificultad del debut, acabé más o menos contento.

Se alejó bastante de la banda para aparecer por dentro. ¿Va a ser habitual?

El entrenador nos pide que tengamos mucha movilidad y que cambiemos mucho las posiciones, no quiere que nos ciñamos sólo a una zona del campo.

Montañés está más acostumbrado a jugar pegado a la banda, ¿no?

Sí, lo que pasa que al jugar a pierna cambiada siempre tiendes a meterte hacia el centro. Me encuentro cómodo así.

¿Siempre jugó en la izquierda o empezó en la derecha?

Llevo muchos años jugando en la izquierda, quizás seis o siete ya.

¿Dónde empezó Montañés a jugar al fútbol?

En un equipo de un barrio de Castellón, luego pasé al Castellón y con 11 años me fui al Barcelona. Allí estuve ocho años, desde los 12 hasta los 20. Y luego Villarreal, Ontinyent y Alcorcón...

En La Masía se cuece ese estilo de extremo a pie cambiado que ahora representa Tello...

Sí. Toda la cantera juega igual que el primer equipo y en todos los equipos hay algún extremos de esas características. Ahora es muy bonito ver al Barcelona, pero eso lleva mucho trabajo. Se incide durante años en esos extremos a pierna cambiada, en los cambios de posiciones sin un '9' fijo... Formarte allí supone una buena base.

¿Con quién coincidió entonces de los que ahora están ganando todo con el Barça?

Estuve varios años con Messi, Pedro, Piqué, Cesc...

No se jugaba mal junto a todos esos, ¿no?

(Risas) No, la verdad es que no se jugaba mal. Sobre todo con Messi era muy fácil jugar y además es con el que más años he jugado.Va sobrado ahora, imagine cómo iba entonces...

¿Mantiene algún contacto o amistad con Messi o con alguno de ellos?

Con Pedro es con el que más contacto tengo, a veces nos vemos en vacaciones. Es con el que mejor me llevaba entonces y sigo manteniendo relación.

¿Sigue siendo tan humilde y natural como parece?

Sí, sí. Como ha sido toda la vida, no ha cambiado nada. Es un crack como persona, sigue teniendo las mismas amistades de siempre. Todo lo que ha hecho no se le ha subido a la cabeza.

¿Siente cierta envidia sana por lo que él ha logrado?

No, realmente te alegras porque son chavales que llevan muchos años currando desde abajo. No he tenido la suerte de ser yo, pero estoy encantado de que tengan esos éxitos gente tan trabajadora y tan buena persona.

Hay quien dice que a Montañés le ha costado demasiado llegar a Primera y que debía haber dado el salto antes por su calidad. ¿Lo ha pensado?

Son etapas. Hubo una en la que no es que pensara que me estaba costando demasiado sino que estaba desanimado porque ya no lo veía a mi alcance. Con 18 años debuté en el Barça y luego tienes que ir a Segunda B... Pasan los años y te piensas que ya no vas a salir de ahí. Pero el año del Ontinyent, que llegamos a los playoff, recuperé la ilusión y me fichó el Alcorcón. Han sido dos años muy buenos y ahora estoy aquí. Después de todo lo sucedido, ha llegado antes de lo que ya me pensaba. Aunque tenga 25 años, es relativamente pronto. Es lo que deseaba y estoy muy contento.

¿Cuál fue el mayor palo? ¿Salir del Barcelona?

Bueno, yo había debutado con el primer equipo e iba a la Selección, te ves en la cresta de la ola. Y pasas de eso, cuando piensas que ya casi lo has conseguido, a tirarte tres o cuatro años en Segunda B. Eso es lo más duro.

¿Cómo se recicló?

Pasé unos años bastante malos y la verdad es que me volvió la ilusión de verdad en el Ontinyent. Me llamó el Alcorcón y vi el salto de calidad que hay entre Segunda B y Segunda.

En esas categorías hay muy buenos jugadores que por circunstancias no saltan, ¿no?

Sí, seguro. Hay muchos jugadores tanto en Segunda como en Segunda B que tienen el nivel para jugar en Primera, pero las circunstancias personales o del mercado hacen que no den el salto.

¿Cuántos equipos de Primera llamaron a Montañés este verano?

La verdad es que había varios equipos interesados, pero el que desde un principio puso y demostró más ganas fue el Zaragoza. Había que pagar cláusula por mí y el Zaragoza desde el primer momento lo tuvo claro. El fútbol español está pasando por un momento complicado y no es fácil pagar dinero por jugadores, así que yo valoré mucho el esfuerzo del Zaragoza.

¿Le llamó Jiménez?

Estuvimos hablando mi representante y yo con él, con Cuartero... La relación entre los clubes era fluida y entre todos fuimos perfeccionando poquito a poco el fichaje (sonríe).

¿El inicio en el Zaragoza está siendo como esperaba?

Está siendo mejor en cuanto al vestuario, el ambiente es muy bueno. Yo pensaba que tras haber sufrido tantos problemas en el pasado podía ser peor, pero es genial. El recibimiento fue estupendo, hay gente honrada y trabajadora. La primera jornada no ha sido lo esperado, pero el premio del trabajo que estamos haciendo se verá a la larga.

¿Quién le ha sorprendido de sus compañeros?

A Edu y Abraham ya los conocía del Barcelona, por ejemplo. Te sorprenden en algo todos y te gusta jugar con futbolistas que tienen la experiencia en Primera de Apoño, Romaric o Aranda, internacionales como Postiga... Después de vivir durante años la Segunda B, es una gozada vivir lo que estoy viviendo en el Zaragoza.

Estadísticas AS.com