Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Supercopa | Barcelona - Real Madrid

Cristiano lleva tres goles seguidos en el Camp Nou

Si marca esta noche, será el primer blanco que 'moja' allí cuatro veces consecutivas.

Cristiano regresa esta noche a su estadio fetiche. El Camp Nou se le resistía hasta el año pasado. Con el Manchester United falló un penalti en una semifinal de Champions (2008) y en su debut de blanco en el coliseo azulgrana erró un mano a mano ante Valdés (2009). Pero el portugués se liberó de esa pequeña maldición en la Supercopa de 2011. Un toque sutil con el tacón alimentó una resistencia que derribó Messi con una volea cerca del final (3-2).

En sus dos últimas apariciones por el Camp Nou, el portugués desató todo su talento. En enero, abrió la reacción (2-1) con un gol pleno de convicción. Luego llegó el 2-2 de Benzema y el penalti de Puyol al francés, no señalado, que pudo haber dado el vuelco a la eliminatoria copera.

El gol del silencio. Como a la tercera siempre va la vencida, el tercer gol consecutivo de Cristiano en Barcelona sí que fue de oro. Un golazo que valió una Liga. Desmarque eléctrico tras pase majestuoso de Özil, desborde en velocidad dejando atrás a Valdés y remate firme y escorado que puso el 1-2 de la gloria madridista. Su gesto con la mano derecha, pidiendo calma y silencio al Camp Nou, quedará para el recuerdo de la afición blanca. Por eso, Mourinho confía en que hoy recupere Cristiano su mejor versión, extraviada en el extraño debut liguero con el Valencia. Si el 7 viese puerta hoy, será el primer jugador de la historia del Madrid que marca en feudo culé por cuarta vez consecutiva. Con tres goles seguidos le empatan Santillana (1983), Juanito (entre 1980 y 1983), Gento (1962-64), Puskas (1962-64) y Luis Regueiro (1932-33).

El caso es que Cristiano lleva como jugador blanco seis goles al Barça en 13 Clásicos, casi con un promedio de 0,5 por encuentro.

El caso del crack portugués contrasta con la extraña sequía de Messi en los últimos Clásicos. Tras unos años en los que el argentino era el azote del Madrid, sobre todo en el Bernabéu, ahora ha enlazado cuatro partidos consecutivos ante Casillas en los que no ha podido gritar "¡Gol!". Hay que remontarse al que ya reseñé de la Supercopa del verano pasado, que certificó la conquista del título por parte del Barça de Guardiola.

Racha. Esos cuatro partidos en blanco han rebajado considerablemente su media con el Madrid, que iba camino de todos los récords cuando Messi llevaba jugados 15 Clásicos, en los que sumaba 13 goles. A casi gol por partido. Si marcase hoy, Messi llegaría a los 14, igualando el mejor artillero histórico del Barça ante su eterno rival: César (14).

Estadísticas AS.com