Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Michu

"Si no apostaron por mí en casa será por la crisis"

Premier. El éxito no cambia al jugador de moda en Inglaterra. Michu afronta el reto de triunfar en la Premier con sus métodos de siempre: siesta y comida asturiana. Añora su tierra, pero está muy contento en Swansea.

Clemente Garrido

Primer gol de la temporada en la Premier, doblete, encabeza la lista de goleadores, su equipo es líder... ¿Alguna vez soñó con un debut así?

Ni en los mejores sueños. Siempre comentan los compañeros de equipo que es muy complicado ganar fuera de casa en la Premier y nosotros empezamos goleando 0-5 en un campo difícil como el del QPR. Además tuve la suerte de hacer doblete. Inmejorable.

Y para completar una tarde perfecta salió ovacionado por la afición rival.

Nunca me había pasado. El campo estaba completamente lleno y es una sensación muy bonita salir ovacionado de un estadio jugando a domicilio.

¿Qué ha cambiado en la vida de Michu?

No mucho, sigo siendo el mismo chico al que le encanta dormir. Cuando puedo duermo la siesta y por la noche también descanso bastantes horas. Lo que más echo de menos es la comida. Aprovecho cuando suben mis padres para recargar las pilas con la comida que me traen. Tengo la nevera llena de fabada y de productos típicos de Asturias.

No se olvida de sus raíces. En su primer gol en Inglaterra ya escanció sidra.

Había que hacerle un homenaje a la tierra. Tuve la fortuna de marcar y aproveché para escanciar un poquito. Ningún compañero sabía lo que estaba haciendo. Tendré que traer un par de cajas para explicárselo y que la prueben.

¿Cómo está siendo su nueva etapa en Swansea?

Muy buena. Es una ciudad tranquila con una playa inmensa, aunque el tiempo no acompaña. El objetivo es la permanencia y jugar bien al fútbol. Con Laudrup de entrenador no podía ser de otra forma. Eso es lo que nos diferencia del resto de equipos de la Premier.

Son muchos españoles en el equipo, ¿han impuesto ya alguna cultura típica de aquí?

La siesta ya la puse yo de moda el primer día, que dormí tres o cuatro horas. Eso no va a cambiar. También introducimos la pocha. Jugamos tres españoles y un alemán, que fue el que perdió. Los españoles somos muy pícaros jugando a las cartas.

Cuente la novatada que le hicieron al llegar a equipo...

(Risas). El jugador que llega nuevo tiene que cantar una canción en inglés subido a una silla. Pasas un poco de vergüenza, pero ya está. Ahora que se fastidien los que vengan. Yo ya lo pasé cantando un clásico: Stand by me.

¿Cómo es posible que los directores deportivos españoles le dejaran marchar?

El Swansea apostó por mí y Laudrup fue clave. No me voy a meter en porqué no apostaron por mí, también entiendo que España atraviesa por un momento de crisis. Ya veremos si puedo volver algún día.

Estadísticas AS.com