Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Amistoso | Alemania 1 - Argentina 3

Di María y Messi destacan con goles en un duelo de altura

Argentina derrotó a Alemania con tantos del madridista y el azulgrana, que falló un penalti. Khedira marcó en propia puerta e Higuaín fue atendido tras abrirse una brecha en la cabeza.

ABEL ROMERA

Di María y Messi destacan con goles en un duelo de altura Ampliar
Di María y Messi destacan con goles en un duelo de altura

A tan sólo tres días del comienzo de la Liga y a ocho del primer Clásico de la temporada entre Real Madrid y Barcelona, seis de sus jugadores, cuatro blancos y dos azulgranas, además del valencianista Gago, midieron sus fuerzas en un amistoso de altura celebrado en el Commerzbank-Arena de Frankfurt entre Alemania y Argentina. Tras unos primeros veinte minutos en los que los de Khedira y Özil llevaron la iniciativa, la expulsión del guardameta Zieler dio la vuelta a la tortilla y otorgó el protagonismo a Mascherano, Di María, Higuaín y Messi, hombres más destacados del encuentro. Khedira marcó en propia puerta tras un saque de esquina de Di María justo antes del descanso. Ya en la segunda mitad, Messi culminó con un golazo una conexión perfecta de los argentinos y Di María sentenció con un misil lejano que sorprendió a Ter Stegen. Höwedes salvó el honor local en los últimos instantes.

El tramo inicial del encuentro fue de dominio casi absoluto de la Alemania de los madridistas Khedira y Özil. El equipo de Löw supo hacerse con el dominio del balón desde el pitido inicial, lo que le dio la posibilidad de manejar a su antojo los tempos del partido. Khedira fue crucial para los suyos tanto en el arranque del juego como en las inmediaciones de la portería rival, con numerosas incorporaciones al ataque y constantes caídas a las bandas que abrieron el abanico de posibilidades de su equipo en el aspecto ofensivo. El otro jugador merengue de la selección local, Özil, no se mostró tan participativo como su compañero, pero dispuso de la ocasión más clara de la primera mitad. Romero detuvo su disparo a bocajarro tras la asistencia de Klose.

La batuta del choque fue para Alemania mientras todo transcurrió según el guión previsto. El paisaje idílico que los alemanes tenían ante sí comenzó a oscurecerse con la lesión de Hummels mediada la primera mitad y con la expulsión, acto seguido, del portero Zieler tras cometer un claro penalti sobre Sosa. Messi, desaparecido durante el primer acto, desperdició la pena máxima con un lanzamiento blando que detuvo sin problemas el recién ingresado en el campo Ter Stegen. En inferioridad numérica, Alemania se comenzó a disolver como un azucarillo ante una Argentina que comenzó a crecer con el paso de los minutos. Fue entonces cuando comenzó a hacer acto de presencia por la banda un Di María inédito hasta el momento. El madridista intentó una y otra vez conectar con Messi, aunque sin éxito.

Higuaín tuvo una primera mitad más que movida. En tan sólo catorce minutos tuvo que ser atendido y vendado en su rodilla izquierda y en la cabeza por un golpe que le abrió una brecha. Fue el que más lo intentó de la albiceleste hasta la recta final del primer tiempo, momento en el que los de Sabella se hicieron con el dominio ante un rival que comenzó a jugar al contragolpe de forma clara debido a su inferioridad numérica. Justo antes del intermedio se produjo una conexión entre madridistas, pero no la esperada por la afición local. Khedira marcaba en propia puerta el primer gol del partido tras un saque de esquina de Di María dando ventaja a una Argentina en la que el culé Mascherano, asistente de lujo en la jugada del penalti, se mostró firme y solvente en la medular.

Tras el intermedio y con la entrada de Agüero por Sosa, Argentina se mostró más ofensiva que en los primeros cuarenta y cinco minutos. Al contrario de lo que sucedió en el comienzo, la albiceleste se hizo con el control de forma clara y cómoda ante una Alemania a la que, a pesar de sufrir mucho para montar la contra, le anularon un gol del madridista Özil tras un disparo al palo de Reus por posición de fuera de juego. La presión visitante asfixió por completo a los de Löw y posibilitó una conexión perfecta en la que Agüero colaboró con los merengues Di María e Higuaín para que el azulgrana Messi subiese el segundo gol de la noche al marcador. El séptimo 'español' presente en el Commerzbank-Arena, el valencianista Fernando Gago, cumplió con su papel sin grandes florituras, ayudando en defensa cuando fue necesario y sin incorporarse al ataque.

A falta de media hora para el final, Argentina tenía el partido controlado y no se apreciaba síntoma alguno de que Alemania pudiera hacer algo para evitarlo. Los de Sabella jugaron a placer la recta final del encuentro y gozaron de ocasiones claras para aumentar su ventaja con jugadas en las que Mascherano, Di María, Higuaín y Messi ofrecieron un adelanto de lo que podremos ver a partir de este fin de semana con el comienzo de la Liga. Sus compañeros Khedira y Özil estuvieron a la altura mientras lo estuvo Alemania, justo hasta la expulsión de Zieler. Ambos fueron sustituidos a falta de veinte minutos, poco antes de que Di María volviese a hurgar en la herida alemana con un latigazo lejano que sirvió para instalar la goleada en Frankfurt. El gol de Höwedes para Alemania cuando ya se mascaba el final sirvió para poco más que salvar el honor de los suyos en un partido en el que fueron superados por su rival.

Estadísticas AS.com