Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Real Zaragoza

"En el Zaragoza me tratan como en ningún sitio"

La convicción de Jiménez y de Apoño por conseguir el regreso del futbolista al Real Zaragoza en propiedad se plasmó ayer en La Romareda. "Su afán por venir lo ha hecho posible", celebró el entrenador. "Sabía que se iba a alargar, pero estaba seguro de que iba a volver", dijo el jugador.

Jorge Solans

Ni nostalgia de su tierra, ni anhelo de Champions, ni hambre de petrodólares... La Romareda, que tantas veces ha mimado y elevado a brillantes jugadores con su talento y su felicidad encorsetados, volvió a abrir sus brazos ayer a Apoño. "Una de las razones principales es el trato que me han dado el medio año que he estado aquí, me han tratado como nunca en ningún sitio. Estuve poco tiempo, pero el trato de los compañeros y los aficionados me marcó mucho". Palabra de Apoño.

Y Apoño ha demostrado ser hombre de palabra. "Un jugador que ya conoce el zaragocismo y al que esperaba el zaragocismo. Afortunadamente, su afán por venir al Real Zaragoza le permite aterrizar aquí nuevamente", le definió Manolo Jiménez. "Se ha hecho largo, pero no me he desesperado porque tenía claro lo que quería: venir a Zaragoza, incluso dejando de lado alguna oferta importante. Sabía que se iba a alargar, pero lo tenía claro y estaba seguro de que iba a ser jugador del Zaragoza".

La fecha es el único factor que lamentar. Jiménez lo esperaba hace tiempo y, entre pruebas, lesiones y fichajes pendientes, arrastra tres derrotas y un serio enfado de Soria. Apoño no ha podido trabajar colectivamente, pero se ve en el camino adecuado: "Desde el día 20 he estado entrenando en Málaga con algunos compañeros y me encuentro bien, aunque me falta lógicamente el ritmo de partidos".

Objetivos.

"Todos los jugadores son importantes, pero Apoño sabe lo muchísimo que tuvimos que trabajar para salvar la categoría y conoce la realidad del Zaragoza, por eso es muy grato que venga a reforzarnos", sonríe Jiménez. Traducción: todos son importantes, pero Apoño lo es más.

Y, pese a realizar una sobresaliente segunda vuelta, personal y colectiva, Apoño apuesta por la cautela: "Soy un compañero más y voy a trabajar por el equipo. Un jugador solo no puede ganar, eso es imposible. ¿Objetivo? Salvarnos lo más rápido posible. A partir de ahí no renunciaremos a nada, pero lo principal es no sufrir tanto".

Estadísticas AS.com