Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Real Madrid

Kaká se queda en el Madrid

Kaká seguirá en el Real Madrid. Sólo se iría si llegara una oferta de verdad entre 25 o 30 millones antes del 31 de agosto. El Milán lo quería cedido y que el club blanco pagara parte de la ficha, Florentino se niega a regalarlo. Mientras, Modric desea que la vuelta del Tottenham a Londres ayude a resolver su traspaso. El que sí se irá cedido es Sahin. Le guste o no, Mourinho quiere que se foguee fuera.

Kaká se queda en el Madrid Ampliar
A TOPE. Desde que ha llegado a EE UU y sabe que se queda, Kaká quiere volverse a ganar la confianza de Mourinho.

Kaká se queda en el Real Madrid a falta de ofertas por él. Ya lo dejó caer Mourinho en la conferencia de prensa que ofreció en Lisboa el pasado viernes donde dijo: "Mientras sea jugador del Madrid, y es posible que lo sea el año que viene, se entrenará con el primer equipo, viajando, y si se queda al final, yo encantado. Tiene cosas para nosotros aún". Lo que no ha cambiado es el status con el que parte el centrocampista. Se lo dijo Mourinho y José Ángel en la reunión que mantuvieron con él y su padre el 23 de julio: "Partes como suplente". Pero Kaká está decidido a luchar. Desde que llegó a EE UU, su rictus ha cambiado. Sonríe y se machaca en cada sesión buscándose un puesto.

A falta de ofertas por el futbolista, salvo que llegue una de verdad antes del 31 de agosto, el Madrid ha decidido conservarlo en la plantilla. Reunidos Mourinho, Florentino, José Ángel Sánchez y Pardeza están de acuerdo en no regalar al futbolista y creen que lo mejor es que se quede en la plantilla si no hay nadie que pague los 25 a 30 millones que solicitan.

A lo largo de este verano ha sido el PSG, los Red Bulls de Nueva York y el Milán quienes se han interesado en la contratación del brasileño. Sí han hablado con sus agentes, pero nunca trasladaron una oferta real y para estudiar al Real Madrid. Primero fue el PSG, a través de Leonardo, su director deportivo, quien perdió el interés por el jugador. "Kaká ya no es una prioridad", dijo. Luego el propio futbolista descartó la oferta de los Reds Bulls porque no era una Liga competitiva. Y por último fue el Milán el que tiró la toalla para repescar al brasileño. Lo quería cedido o a un precio bajo y le exigía que se bajara el sueldo o que el Madrid pagará la mitad de la ficha. Florentino se negó. Galliani explicaba su punto de vista: "El problema de la fiscalidad es determinante. Dicen que han cambiado la ley, pero para los nuevos contratos, no para los viejos y eso lo hace casi imposible".

Fiscalidad. Lo que quiere decir Galliani con sus palabras es que la base impositiva es diferente entre España e Italia en el caso de Kaká, que firmó su contrato en 2009. En ese momento la base impositiva española para los futbolistas era del 22%. En 2010 se igualó a Italia que es del 52%, pero esa medida no tenía carácter retroactivo. Así que el salario de Kaká que es de nueve millones de euros, para el Milán se convertirían en 18, mientras que para el Madrid son 11 millones. De ahí que el Milán no haya querido llevar a cabo la operación.

Estadísticas AS.com