Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Espanyol

Verdú no renueva

Mientras él observaba por televisión y desde Peralada el Girona-Sabadell de anoche, irrumpía una nefasta noticia sobre su porvenir. Verdú no renovará por el Espanyol, después de meses de negociaciones ya rotas. La intención del jugador es cumplir el año de contrato que le queda.

M. BERNAD - I. MOLERO

El Espanyol puede quedarse sin su "brazo ejecutor", un futbolista determinante en los esquemas de Mauricio Pochettino, que fue quien bautizó de este modo a Joan Verdú. Contra todo pronóstico, y según se pudo saber ayer a última hora de la noche, el mediapunta no renovará. Un mazazo para el cuerpo técnico, sus compañeros (especialmente mágica su sociedad con Sergio García) y los afi cionados. La única brizna de esperanza está en manos del propio jugador, quien está dispuesto a cumplir el año de contrato que le resta con el Espanyol, hasta 2013.

Muy extensas, desde que se iniciaron hace meses, habían sido las negociaciones entre el club y su agente, Màgic Díaz, hasta alcanzar ayer el punto de no retorno. Tras asumir con tranquilidad un esperado y comprensible estira y afl oja, fi nalmente el club ha decidido no ceder a las pretensiones de Verdú, que reclamaba una subida salarial acorde a su rol en el equipo: titular indiscutible, pieza básica en el juego y segundo capitán, en ese capítulo sólo por detrás de Sergio García. También pedía cinco años; el club le ofrecía tres. La directiva esgrime que no puede llegar a donde pide el centro campista. Por su parte, Verdú se ha tomado la mala noticia con naturalidad, sin enfadarse, y es por ello que pretende seguir en el Espanyol la presente temporada.

Agente libre. Sin embargo, se abre otro escenario que puede mantener en vilo al españolismo hasta el próximo 31 de agosto, puesto que conocida su no renovación, seguramente aparecerán ofertas (como la inicialmente rechazada del Seattle Sounders, que podría reactivarse) y tanto el jugador como el club perico deberán valorar la conveniencia de las mismas: el jugador porque pueden llegar ofrecimientos muy jugosos y el Espanyol, porque el 1 de enero Verdú será libre para negociar con la entidad que quiera y marcharse gratis.

Su caso en ese sentido temporal se puede empezar a asemejar al de Álvaro Vázquez y, salvando las distancias, al de Javi Márquez. Sólo una fuerte presión popular podría hacer que el Espanyol cambiase ahora de postura y cediera a las pretensiones del mediapunta. Mientras la noticia sobre su futuro saltaba, Verdú veía anoche por televisión el amistoso entre el Girona y el Sevilla junto a Mauricio Pochettino y otros tres miembros del cuerpo técnico. Hoy mismo podría comparecer en Peralada para hablar en público sobre su futuro.

Estadísticas AS.com