Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Amistoso | Athletic 0 - PSV 1

Viaje caro a Wroclaw: el Athletic pierde a Aduriz

Cayó lesionado y peligra su presencia ante el Slaven croata

Viaje caro a Wroclaw: el Athletic pierde a Aduriz Ampliar
MÁS TRABAS ESTA PRETEMPORADA. Aduriz es atendido del bíceps femoral de la pierna derecha en el banquillo del estadio Miejski.

El viaje a Polonia puede salir caro al Athletic. El partido ante el PSV Eindhoven pasó a ser una anécdota desde el minuto 60, cuando Aritz Aduriz se llevó la mano a la parte posterior del muslo derecho al emprender una carrera y pidió el cambio. A doce días del primer combate europeo ante el Slaven croata, Bielsa ya tiene otro problema. Su lesión muscular en el bíceps femoral le convierte en baja casi segura para la ida. Menos mal que Llorente ya está entrenando, porque Toquero aporta poco más que voluntad como nueve.

La derrota por un gol de Georginio a un cuarto de hora del final fue así menos dolorosa, por mucho que El Loco azuzase a los suyos como si estuvieran jugando en Old Trafford. El Athletic fue un equipo con escaso brillo. Llevó por momentos el peso del partido, sobre todo en una buena fase de la primera parte, pero careció de profundidad y mordiente. Su mayor peligro vino por las rupturas de De Marcos. Iraola y Susaeta, la gran banda derecha del año pasado, necesita aún rodaje.

Bielsa pudo, eso sí, extraer algunas cosas positivas. Gurpegui se mostró como una alternativa solvente de central, bastante mejor que Aurtenetxe, fallón en las entregas. Íñigo Pérez trabajó bien en la anticipación para compensar los problemas de velocidad que sufre en el lateral y Galarreta completó sus mejores minutos desde que es león. Tuvo poso e ingenio. Por momentos, desquició al PSV, que recurrió a las patadas. Por allí andaban Van Bommel y Mertens repartiendo recados. Sin Herrera y Muniain, el imitador de Xavi está para jugar. Le falta atreverse con el disparo, que lo tiene.

Notable Iraizoz. Los dos mayores problemas fueron la falta de presencia ofensiva y las concesiones tontas atrás, como la que casi cuesta el 1-0 por un error de Aurtenetxe que subsanó Iraizoz con una parada a Nasrhing. Luego haría otra excelente estirada a tiro de Ritzmaier. Las únicas opciones de los leones para hacer gol llegaban por la generosidad sin balón de De Marcos, que ha llenado el depósito, y alguna aventura individual de Ismael López.

Bielsa, que sin sus internacionales tiene un equipo muy justito, quiso probar a Iturraspe de central y a Toquero de volante de ataque, pero la lesión de Aduriz devolvió todo a su ser, porque tuvo meter a Ramalho. El Athletic quería ganar, pero entre Lens y el genial Georginio amenazaban con una acción decisiva. Y así fue. El PSV fue más incisivo en los últimos metros y ganó, aunque Isma tuvo el 1-1 de vaselina.

Estadísticas AS.com