Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

En China quieren la Supercopa

La Supercopa se jugará en Pekín desde 2013

La FEF firma cinco ediciones en China por un total de 35 millones

La Supercopa de España se disputará en Pekín el año que viene. Jorge Pérez Arias, secretario general de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), firmó ayer un acuerdo en la capital de China por el que la RFEF se compromete a organizar en el país asiático cinco ediciones en los próximos siete años del torneo que enfrenta al campeón de Liga y al de Copa, por 35 millones de euros.

Pérez Arias ha firmado el acuerdo con la empresa United Vansen Internacional Sports (UVIS), un gigante del marketing de capital cien por cien chino, que ya alcanzó un acuerdo con la Lega Calcio y con la Federcalcio para disputar tres ediciones de la Supercopa de Italia en Pekín de la que ya se han celebrado dos ediciones, el Lazio-Inter (2009) y el Milán-Inter (2011). Esta temporada debería jugarse en Pekín la que enfrentará al Nápoles y la Juventus, pero de momento no hay fecha confirmada para el partido.

La noticia, anticipada en mayo por AS y ratificada ayer a primera hora de la mañana por As.com, fue confirmada punto por punto horas después a través de la web de la FEF, que advierte en su comunicado que "el acuerdo está supeditado a su aprobación por parte de los clubes y de la Asamblea General de la Real Federación Española de Fútbol".

La RFEF tiene ahora la tarea de negociar con los clubes la recompensa económica que recibirán por aceptar el trato. Según las primeras reacciones, provenientes de la Liga de Fútbol Profesional, "los grandes clubes no se contentarán con una pequeña parte de la tarta, sino que exigirán obtener más beneficios que la propia Federación, que al final hace de intermediario".

También La Roja.

Los dirigentes de UVIS exigen en el contrato firmado en Pekín que el partido se dispute en horario de máxima audiencia en China. En la reunión de ayer se mostraron sorprendidos por el hecho de que el partido España-China, que se disputa mañana en Sevilla, se haya programado para las 22:00 h, las cuatro de la madrugada en China.

La RFEF, que comenzó a madurar este acuerdo en la visita que el alcalde de Pekín rindió a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas en septiembre, entra así de lleno en el mercado chino, un lugar de negocio estratégico para clubes como el Real Madrid y el Barcelona que han cobrado cifras millonarias por hacer giras de verano por el país asiático. Ahora, los chinos podrán ver a las estrellas de los grandes clubes españoles no sólo en los amistosos, sino también en encuentros oficiales de la Supercopa y también con la Selección. Porque ayer también se acordó que España juegue en Pekín antes de que acabe el año. La Roja podría aprovechar una fecha libre en el mes de noviembre. La RFEF recibirá cinco millones añadidos por este encuentro, derechos de televisión y publicidad al margen.

Y no termina aquí la explotación del nuevo mercado que ofrece el gigante asiático. Porque ayer la delegación de la RFEF también cerró un acuerdo de colaboración con la empresa United Vansen International Sport en el que, además, se establece la creación de un Centro de Planificación y Tecnificación en colaboración con la Federación China de Fútbol. Este convenio contempla el intercambio de técnicos, la formación de entrenadores y la implantación de modelos de trabajo. "El convenio cuenta con el respaldo absoluto del Gobierno chino y de la municipalidad de Pekín", puntualiza la nota en la que la RFEF confirmó la noticia de este periódico.

Estadísticas AS.com