Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Segunda B | Castilla 3 - Mirandés 0

El Castilla se lo toma más en serio

El filial blanco coge ventaja en la eliminatoria frente al Mirandés para dilucidar quién es el campeón de Segunda B. Doblete de Joselu y otro gol de Jesé. Los 'rojillos' fallaron un penalti.

Juan Antonio Pérez

Ya lo avisaba Carlos Pouso, entrenador del Mirandés, en la previa: "Esta eliminatoria es una patraña, que no vale para nada. No nos apetece en absoluto". Pues bien, como era de esperar, al final "la patraña" se la llevó el Castilla. 3-0 fue el marcador. Un resultado abultado, contundente, que debería valer para que la semana que viene en Anduva el filial blanco certificara el título honorífico (aunque hay trofeo para ello) de campeón de Segunda B. Un premio nada desdeñable, el de ser el mejor equipo entre los 80 que componen la categoría.

Aunque más simbólico que otra cosa. Lo verdaderamente importante lo lograron Castilla y Mirandés cinco días antes. Fue el pasado domingo, cuando tras superar a Cádiz y Atlético Baleares respectivamente, ambos sacaron el billete para jugar la temporada que viene en Segunda División. Casi nada. Por ello son entendibles las declaraciones de Pouso. Jugar otra eliminatoria más, por mucho que sea para ver quién es el mejor equipo del año en la categoría de bronce, después de haber logrado el histórico ascenso y cuando todos están pensando en las vacaciones no es lo más recomendable posible. Si de ganar se trata, claro está.

Todo lo contrario que Toril. Tras la euforia vivida en Valdebebas el pasado domingo, el míster blanco concentró ayer a sus jugadores y de esta manera mostró a sus jugadores la importancia de ganar al Mirandés. Cuestión de orgullo, ni más ni menos.

Decíamos que el resultado final fue muy abultado. Sin embargo, durante 41 minutos los jugadores del Mirandés se empeñaron en quitarle la razón a su técnico. Hasta ese momento, 'los rojillos' compitieron como si el ascenso estuviera en juego y el Castilla no logró imponerse. Ni en el juego, ni en el marcador. De hecho, el Mirandés dispuso hasta de un penalti para adelantarse en la eliminatoria. Era el minuto nueve de partido y Mejías adivinó la intención a Garro.

Después de aquello el choque siguió con mucha igualdad. El Castilla tocaba y tocaba, pero le faltaba acertar con el último pase. Mientras, su rival aguantaba muy ordenado atrás y cuando disponía de la pelota la distribía siempre con mucho criterio. Por algo llegó a 'semis' en la Copa. Un intento de chilena de Joselu, anulado por fuera de juego, y un disparo lejano de Juanfran fueron las mejores ocasiones del filial hasta el minuto 41.

En ese instante, cuando ya se aproximaba el descanso con el 0-0 del inicio, Morata lanzó un contraataque en el que su fe y las malas decisiones de Caneda y Murcia hicieron posible un penalti que de otra manera nunca hubiera llegado. Pinto Herrera, en una decisión quizás excesiva, expulsó al portero 'rojillo' y Joselu transformó la pena máxima ante Rubén García, tercer portero del Mirandés.

La segunda parte se planteaba con una cuestión sencilla. 1-0 a favor del Castilla y con un hombre más sobre el terreno de juego, el reto era cerrar la eliminatoria en el choque de ida. E ir a Anduva a disfrutar. Más si cabe todavía. En el segundo acto, el filial puso más tierra de por medio. De ello se encargaron Jesé y Joselu. Dos jugadores con una pinta de Primera División terrible. Más pronto que tarde los veremos en la máxima categoría. Veremos si será en el Madrid o en otro equipo.

El canario puso el 2-0 en el 62', tras plantarse ante el portero y regatearle con un buen quiebro para marcar a puerta vacía. Por su parte, el '9' añadió un nuevo doblete a su cuenta particular al rematar en el segundo palo un magnífico centro de Morata. 23 goles suma Joselu en una temporada para enmarcar. Y pudo caer alguno más si Rubén García no se hubiera lucido en un remate de cabeza a bocajarro. Pero no hubo más goles.

El caso es que después del choque no podemos asegurar con certeza si la eliminatoria está cerrada. Aún no se ha inventado el adivinar el futuro. Aunque sí está claro que el Castilla casi acaricia el título de campeón. Para evitarlo el Mirandés le tendrá que remontar tres goles. Díficil de hacerlo, aunque convendría que los chicos de Toril leyeran en su entrada al estadio 'rojillo' el cartel de "Esto es Anduva". Para evitar relajaciones más que nada.

Estadísticas AS.com