Estás leyendo

Aguirre: "Si se pita el himno la final debe suspenderse"

Final de Copa | Athletic - Barcelona

Aguirre: "Si se pita el himno la final debe suspenderse"

Aguirre: "Si se pita el himno la final debe suspenderse"

La presidenta de la Comunidad de Madrid provocó ayer una convulsión en el mundo del fútbol y de la política. Esperanza Aguirre pidió que se suspendan las finales de Copa en las que se abuchee el himno nacional. "Se jugarían en otro lugar y en campo cerrado", propone.

Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, encendió la mecha en el programa de Carlos Herrera en Onda Cero: "Yo esto lo llevo pensando mucho tiempo, desde que Sarkozy dijo: 'Como se silbe otra vez La Marsellesa se suspende el partido'. Los ultrajes a la bandera o al himno son delito en el Código Penal. No se deben consentir y mi opinión es que la final de Copa se debe suspender si hay pitos al himno y celebrarse a puerta cerrada en otro lugar".

"Este es el campeonato de España. Esta Copa la entregaba el presidente de la República cuando había República, Franco cuando estaba Franco, y ahora es la Copa de su Majestad el Rey, pero es la Copa de España. Si hay parte de los aficionados que quieren silbar, pues mire usted, el partido no se va a celebrar, así de claro".

Las palabras de Aguirre provocaron una inmediata convulsión, a pesar de los esfuerzos del Partido Popular por evitar la polémica. Soraya Sáez de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno, hizo una llamada a la "reflexión" y recordó que el fútbol es para "disfrutar". Jesús Posada, presidente del Congreso, rechazó la idea de la suspensión: "Es un error total que se aproveche un partido para exacerbar sentimientos separatistas y separadores".

El más crítico de los populares fue Antonio Basagoiti, presidente del PP vasco. "Según ese argumento habría que haber suspendido la final de Bucarest porque gente del Atlético llevaba banderas con el pollo, el águila preconstitucional. Si a alguien no le gusta la pitada a mí tampoco me gustan los insultos de 'vascos moríos', o las banderas preconstitucionales en campos de Madrid".

Socialistas. Desde el PSOE se escucharon voces divergentes. Rafael Simancas consideró exagerada la propuesta, aunque se mostró de acuerdo en "condenar la actitud de quienes quieren convertir una fiesta deportiva en otra cosa que no nos merecemos ni vascos, ni catalanes, ni españoles en general". Para Tomás Gómez, "Aguirre se envuelve en la bandera de España para desviar la atención de Bankia y del déficit de la Comunidad".

En Cataluña y País Vasco se habló de "provocación". Alfred Bosch (ERC) consideró que Aguirre era una "pirómana" y Aitor Esteban (PNV) dijo que sus declaraciones "pueden hacer que la pitada sea aún mayor".

Sólo UPyD, en boca de Rosa Díez, apoyó las tesis de la presidenta: "Si les repugna la figura institucional que les va a hacer entrega de la Copa lo tienen tirado: que no la jueguen".

Entretanto, las plataformas en favor de las selecciones de Cataluña, País Vasco y Galicia negaron que hayan hecho un llamamiento para que se pite el himno. Sí lo ha hecho el presidente de Cataluña Acción, Santiago Espot: "Lo de Aguirre es lo que hizo Primo de Rivera, cuando cerró Les Corts por pitos a la Marcha Real".

Por si la polémica no fuera bastante, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid autorizó ayer una manifestación de Falange para el viernes, prohibida en primera instancia por el Ministerio del Interior. El lema: "Por la unidad de España y contra el aquelarre separatista".

También te puede interesar