Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Barcelona

Cruyff utiliza la marcha de Pep para agitar el entorno

"Si Guardiola no fue informado es que algo no funciona"

Johan Cruyff volvió ayer a la escena del entorno más puro del barcelonismo. El creador de la idea y el padre del estilo del juego del Barça se postuló ayer por primera vez y opinó sobre la salida de Pep Guardiola del banquillo local del Camp Nou. El Flaco, como siempre, dijo lo que pensaba, sin tener en cuenta si su reflexión podía interferir en el tramo final de temporada, en el que los culés optan a conquistar el cuarto título de la temporada: la Copa del Rey.

"Hoy día se juega cada tres días y el ritmo es tremendo. Si uno no se ve con fuerza debe dejarlo. Guardiola ha tenido que controlar muchos egos en el vestuario. Normal que se le acaben las fuerzas. Es mejor retirarse a tiempo. Ser entrenador del Barça es un cargo que pesa mucho, los partidos son duros, es complicado", aseguró Cruyff, un técnico que llevó al Barcelona a lo más alto conquistando la Copa de Europa en 1992, pero al que le abrieron la puerta de atrás para dejar el Camp Nou en 1996, tras siete años como máximo responsable técnico del club.

Si alguna habilidad tiene el holandés es saber agitar el salero sobre la herida. Escuece entre los culés que Guardiola reconociese que Tito Vilanova le comunicase que iba a ser el entrenador justo antes de que el aún técnico se viese con la prensa para confirmar que no renovaba. Para Cruyff también fue una sorpresa, aunque no sería de extrañar que exagerase su respuesta, ya que con Sandro Rosell su relación es nula. "Si Guardiola no estaba informado y no se le consultó nada, debe ser que las cosas, internamente, no funcionan bien. Lo de su marcha no es un cuento de un día, supongo que ha llevado su tiempo. Pero si es verdad lo que se ha dicho, todo es bastante raro".

Confianza y La Roja. "El trabajo de segundo entrenador es muy diferente al de primero; no tiene nada que ver", razonó Cruyff, que prosiguió, dejando muy claro cuál debe ser el camino a seguir por Vilanova: "Lo que hay que hacer es no cambiar la filosofía y a partir de ahí hay que fichar lo que haga falta. No se puede juzgar cómo lo va a hacer Tito porque no sabemos los problemas que hay dentro. Esperamos que le vaya bien, aunque todos sabemos que ahora tenemos a un nuevo primero y no hay segundo".

Después de evaluar el estado del barcelonismo, Cruyff aprovechó también para hablar de la próxima Eurocopa, en la que, como de costumbre, le puso presión a la Selección, actual campeona de Europa y del mundo. "España es el equipo a batir por lo que ha ganado. Todo el mundo irá al 200 por ciento contra ellos, aunque debería ir con mucho cuidado con Alemania y Rusia", dijo, a la vez que aprovechó el momento para arengar definitivamente a David Villa, que sigue recuperándose de la lesión de tibia que se produjo en el mes de diciembre: "Creo que está para ir a la Eurocopa, porque además tiene la suerte de que no está cansado. Está en plena forma".

Estadísticas AS.com