Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Espanyol

El Consejo reflexiona pero no halla una salida

La indignación de la grada se ha trasladado a un Consejo también alterado por las noticias que van apareciendo sobre ellos. La reunión de ayer sirvió para pasar balance, para reflexionar, pero no por ahora para lograr lo que se planteaba el ala más 'danista': relevar a Oliveró por Marcó.

Abraham Martínez

El Consejo reflexiona pero no halla una salida Ampliar
TIEMPO DE BALANCE. El Consejo de Administración se reunió ayer para analizar la temporada, si bien el ambiente no es el más unido que se recuerde.

Pañuelos y pancartas de alto contenido crítico. Pero, sobre todo, cánticos de "¡dimisión, dimisión!". El españolismo despidió la temporada en uno de los ambientes más crispados que se recuerdan y el palco fue testigo inevitable y también blanco de una coyuntura que no puede perdurar más en el tiempo. En tal escenario se reunió ayer el Consejo de Administración, de nuevo en Cornellà-El Prat apenas 20 horas después de la gran bronca. Así que, aunque extrañamente no existía ningún orden del día para una cumbre convocada oficialmente el pasado jueves, la cita desembocó en una profunda reflexión sobre el status quo del Espanyol.

El presidente, Ramon Condal, quiso con esta reunión hacer un balance de la recién terminada campaña y también para analizar las informaciones relativas a las altas esferas aparecidas en las últimas semanas. Informaciones que, como la publicada por AS el jueves sobre la amenaza por ahora resuelta de ley concursal, nadie se atrevió a desmentir, ni siquiera horas antes del Consejo ante los empleados de la entidad.

Aunque parece que preocupe más que se desvelen los mensajes que el propio contenido del mismo, la directiva también trató ayer sin éxito de hallar soluciones a una situación totalmente atascada. Por un lado, la afición demanda más ambición deportiva (y Mauricio Pochettino pide un discurso transparente a las altas esferas), pero por otro no existen fórmulas milagrosas para reducir la deuda sin bajar al mismo tiempo el presupuesto de la plantilla, año tras año. Incluso soluciones imaginativas, como el partido que se jugará este viernes ante el Al Ahly y por el que el club egipcio pagará (de ahí que estos quiera hacer taquilla cobrando al socio), apenas se notan en la caja fuerte.

Ante tal panorama, la parte del Consejo más asociada a Dani Sánchez Llibre tanteó durante la jornada de ayer tomar una solución fácil: despojar a Sergio Oliveró del mando en el área económica y apartarlo así de la Comisión Ejecutiva. Estos incluso ya habían escogido un recambio, Josep Lluís Marcó, también danista y que ya ejerció de director general. La decisión no se ha ejecutado por ahora, probablemente porque carece de sentido relegar al ideólogo de la política de austeridad y realismo de que tanta bandera hace el Consejo y que ahora pide Pochettino.

Otros consejeros no afines a Dani ya perdieron su silla el pasado julio: Perelló, Suñer, Gutiérrez, los Malet, Morlanes y Ramió... Y luego, Morales.

Estadísticas AS.com