Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

REAL MADRID 4 - MALLORCA 1 | LIGA BBVA

100 veces Real

El Real Madrid corona el título de Liga con el récord de 100 puntos y 121 goles. Marcaron Cristiano, Benzema, Özil (dos). Chori Castro consiguió el gol del Mallorca.

El Real Madrid ha envuelto esta temporada en papel de regalo y ha terminado adornando el título de Liga con un histórico récord de 100 puntos, a los que añadió 121 goles para satisfacer a su exigente afición, que una vez más arropó a su equipo.

En otra época hubiéramos podido afirmar que ese fabuloso registro de 100 puntos quedaría para la posteridad. Dado el altísimo nivel que lucen Madrid y Barcelona y la distancia sideral que les aleja cada día más de sus competidores en esta Liga, quizá la posteridad sea el año que viene. Lo mismo valdría para el récord de goles. La voracidad del Madrid no conoce límites, es un equipo que se alimenta de retos y no hay mayor reto que superarse a sí mismo para ir escribiendo su propia leyenda.

Se manejó el Madrid contra el Mallorca con la misma autoridad exhibida durante todo el campeonato. Una superioridad incontestable que redujo el duelo en saber hasta dónde se atrevería el Madrid en elevar el récord de goles y cuántos de ellos llevarían la firma de Cristiano en esa carrera imposible contra Messi por el pichichi. Se detuvo el Madrid en cuatro goles, para 121 totales, y sólo uno llevó el nombre de Cristiano.

Era día grande en el Bernabéu, día de celebrar el título y Mourinho no reservó a nadie. Reunió en la alineación lo mejor que tiene, con Higuaín y Benzema compartiendo titularidad en detrimento de Di María. Mostró todo su potencial del Madrid y apenas fue capaz de oponer resistencia el Mallorca, que bajo la dirección de Joaquín Caparrós ha completado una temporada excepcional, de gran mérito y que en la visita al líder apuraba sus opciones de clasificarse para la Europa League. Los viajes por Europa deberán esperar, pero no es poca cosa conseguir la permanencia con la solvencia que lo ha logrado.

Bien plantado, centrado en su objetivo, el Madrid sólo necesitó seis minutos para marcar su primer gol. Se lo anuló de forma injusta González González por un fuera de juego que no era de Higuaín, quien recibió en posición legal el envío de Özil.

No se alteró el ánimo del Madrid, que pisó el acelerador para sumar dos goles antes de irse a los vestuarios, a los que se retiró poco antes del descanso Arbeloa para dejar su sitio a Albiol. El primer tanto lo firmó Cristiano, que se elevó majestuoso por encima de los defensas para cabecear un pase de Marcelo. El segundo lo convirtió Benzema con tranquilidad, alejando de las manos de Aouate el balón que había recibido de Higuaín.

Establecida en el marcador la distancia que ya se adivinaba sobre el césped, el Madrid aminoró el paso y fue entonces cuando encontró Özil su momento para lucirse. Anotó dos tantos el alemán. Tan bello fue el primero como preciso el golpeo en el segundo. Entre medias encontró un hueco Chori Castro para colarse en la fiesta del campeón y celebrar el único tanto de su equipo.

Llegó entonces el momento de los agradecimientos y de regalar ovaciones. La más grande quizá se la llevó Higuaín cuando fue sustituido por Di María. Más allá de los goles, la sustitución del argentino fue el momento más intenso que se vivió en el segundo tiempo y puede que incluso el más emocionante de toda la noche.

Empleó el tercer cambio Mourinho en retirar a Marcelo para que entrara Coentrao, que sin la exigencia de otros días contó con la indulgencia del público. Era sólo el momento de celebrar. Y este año había mucho que festejar en el Bernabéu.

Estadísticas AS.com