Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Europa League | Atlético - Athletic

Atlético y Athletic toman la ciudad de la alegría

Bielsa se llevó a Bucarest a 18 leones, Simeone a todo el grupo

Atlético y Athletic toman la ciudad de la alegría Ampliar
CONFIADOS. El Jumbo del Athletic hizo tierra primero. Llorente, Muniain e Ibai Gómez, optimistas.

Bucarest ya es rojiblanca. Athletic y Atlético llegaron anoche por este orden a la ciudad de la alegría (bucur en rumano), de donde sólo uno regresará feliz tras la final de mañana. Los leones buscan su primer título europeo, los colchoneros, el cuarto. Llegan con el mismo hambre, guiados por dos técnicos todo carácter, Bielsa y Simeone, profesor y alumno. Aterrizaron en el mismo aeropuerto, en Baneasa, abierto para la ocasión y lejos del principal, en el que irán escalonándose más de 20.000 seguidores.

Ambas expediciones decidieron desplazarse a dos días del partido y volverán el jueves. No es que el viaje fuese al otro mundo, tres horas, pero estar en Bucarest ya centra en el partido. El primer impacto fue recibir en la cara calor, 22 grados. Dicen que irá descendiendo el termómetro y que mañana lloverá. Bielsa está loco por pisar el césped, su obsesión. El Nacional Arena es un estadio del 2008, sin referencias más allá de partidos de la selección.

El Athletic puso pie en tierra antes, en un Jumbo con casi 600 pasajeros, 18 futbolistas. Bielsa decidió que sólo viajasen los que entrarán en el acta, no como Simeone, que se llevó a todos. Gabilondo, que se irá en junio, ganó su plaza a David López y al no rodado Gurpegui. Eso sí, el resto de leones se desplazará en un vuelo chárter en el día del partido.

El ambiente del Jumbo, en el que fue un ex de ambos equipos, Andoni Goikoetxea, pero sin el corazón dividido ("ganará el Athletic") fue fantástico, con cánticos de alirón y apoyo a Bielsa. Los leones se aislaron en el piso superior del avión y apenas se acercaron a saludar. 70 kilos de percebes y 200 botellas de champán ayudaron lo suyo al jolgorio del vuelo.

El Atlético despegó con Enrique Cerezo a la cabeza. El presidente siempre optimista, ayer lo era más. Dijo tener las mejores esperanzas para la final y sus pensamientos eran compartidos por el grupo. "El jueves iremos a Neptuno", era el deseo de plantilla, cuerpo técnico, dirigentes y aficionados del viaje oficial. La hinchada madrileña exhibirá mañana un tifo en el que se leerá la palabra "Orgullosos" entre una bandera de España y otra con el escudo del Atlético.

Estadísticas AS.com