Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Granada - Real Madrid | El árbitro

Clos Gómez estuvo correcto

El penalti a Cristiano fue claro; impresentable lo de Dani Benítez.

Urízar Azpitarte

Clos Gómez estuvo correcto Ampliar
Clos Gómez amonestó a varios jugadores.

Clos Gómez hizo un arbitraje correcto en todos los aspectos. Fue neutral y estuvo bien disciplinariamente. Dejó jugar hasta que el partido se le complicó al Granada con el autogol de Cortés. Las jugadas más decisivas fueron en el minuto 22, cuando se pidió mano de Marcelo dentro del área. El balón le dio en la cabeza. En el minuto 26, Siqueira penetró dentro del área y al ver la presencia de Sahin buscó el contacto para tirarse. No fue penalti.

Ya en la segunda parte, en el 64', no hubo falta de Higuaín al defensa del Granada Cortés, sino al contrario, y el jugador madridista, al caer, cogió el balón con las manos, por lo que fue amonestado de forma equivocada. El Pipita no debió ver esa amarilla. Más tarde, en el 78', dentro del área, hubo un agarrón y placaje de rugby de Moisés a Cristiano Ronaldo. Un penalti muy claro que fue señalado con la correspondiente amonestación. Nada que objetar a esa jugada que supuso un punto de inflexión en el partido. En el 86' no hubo fuera de juego de Benzema, que se quedaba solo delante del portero Julio César. Falló el asistente.

A pesar de esto, Clos hizo un buen arbitraje en líneas generales. No perjudicó a ninguno de los dos equipos, pero pudo dejar sacar el último córner aunque el tiempo ya estaba cumplido. Eso desencadenó la protesta masiva de los jugadores del Granada. Siqueira y Moisés vieron la roja directa por sus descalificaciones, y a continuación el impresentable y cobarde de Dani Benítez le tiró una botella de bebida a la cara a Clos. Pero seguro que no le meterán los seis meses que le corresponderían según el reglamento de Competición.

Quique Pina también debería explicar sus manifestaciones previas al encuentro calentando el ambiente. Si los jugadores estaban calientes por lo que se jugaban, no tuvo que echar más leña al fuego. Bastante hizo el árbitro con mantenerse sereno. Los jugadores del Madrid ayudaron con su actitud exquisita y evitando provocar más a los jugadores del Granada.

Estadísticas AS.com