Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Racing

Los administradores se reúnen con Setién en León

Sondearon ayer a Quique para darle poder absoluto en lo deportivo

Roberto González-Quevedo

Los administradores se reúnen con Setién en León Ampliar
EL CLAVO ARDIENDO. Aunque la unanimidad, en fútbol, es imposible, el racinguismo se agarra a Setién.

El hombre es Quique Setién. Los administradores concursales del Racing se reunieron durante toda la tarde de ayer en León con el mito de racinguismo y le sondearon sobre si aceptaría una propuesta para convertirse en el mánager general del club, con plenos poderes en el aspecto deportivo. El problema para conseguir convencer al 'flaco' no es económico sino de proyecto. Setién ha repetido una y otra vez que cuando vuelva al club de su vida no lo hará de cualquier manera sino con estabilidad y con un proyecto a largo plazo. Eso, con la inestabilidad institucional actual, metafísicamente imposible. Nadie sabe qué pasará en la junta de Accionistas del 19 de mayo y, por tanto, quién gestionará la entidad a partir del próximo 1 de julio.

Hasta hace apenas unas semanas, la decisión de Santiago Ruiz, Alejandro Alvargonzález y Ramón Camarena, los administradores nombrados por la jueza Mar Hernández, era esperar hasta la Junta del día 19 y no tomar ninguna decisión que afectara a la planificación deportiva del club de la próxima temporada. Sin embargo, el conocimiento que han ido adquiriendo de como funciona el fútbol y el colapso que produjo en la institución la decisión del juez García Barros de declararse incompetente, convenció a Santiago Ruiz de que su obligación es, ante la nebulosa que rodea a la entidad, la de empezar a diseñar el equipo de la próxima temporada. Él se ha encargado de convencer a sus compañeros Camarena y Alvargonzález.

Asesor. El problema es que ninguno de los tres administradores sabe de fútbol y que tampoco el director general fichado por ellos, Antonio Corino, está capacitado para confeccionar una plantilla. Los técnicos que todavía están en la casa, los del triunvirato, fundamentalmente, han quedado demasiado marcados por la debacle como para diseñar el futuro. Por eso, más que necesidad tienen urgencia de contratar un director deportivo. Y el elegido, casi por aclamación popular es Quique Setién. El santanderino no es, sin embargo, pieza fácil. Está, como reconoce a cualquiera, loco por dirigir al club de su corazón, pero ya le dio calabazas al propio Santiago Ruiz cuando éste destituyó a Juanjo González.

En la larga reunión de ayer (quedaron a comer en León para intentar pasar desapercibidos) Quique Setién planteó sus dudas derivadas de su actual compromiso con el Lugo, ya clasificado para la fase de ascenso a Segunda, y de la inestabilidad del club: "aunque firmemos un contrato largo, ¿qué pasa si llega un Consejo de administración con el me sea imposible trabajar?". Los administradores han conseguido, al menos, dejar tendidos los puentes.

Los técnicos conocen al mito

Santiago Ruiz, Ramón Camarena y Alejandro Alvargonzález, burgalés, valenciano y asturiano, respectivamente, no eran conscientes de la magnitud de la leyenda de Quique Setién entre los racinguistas. Poco a poco, especialmente el primero que es quién lleva el día a día de la institución, se han dado cuenta de que no solo es un profesional reputado por lo que hizo en su época como técnico en la casa, sino que es el mito al que se agarra una afición deprimida. Su contratación, además, tiene para ellos la garantía de que no serán objetos de críticas. No están acostumbrados a la dimensión mediática del fútbol y les ha costado asumir los 'palos' recibidos a raiz de sus (pocas) decisiones deportivas. El único problema que tienen es que el del barrio de los Santos Mártires les diga que no.

Estadísticas AS.com