Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Athletic - Real Madrid

Orgullo contra alirón en la caldera de San Mamés

El Real Madrid será campeón si gana y el Athletic quiere evitarlo

Orgullo contra alirón en la caldera de San Mamés Ampliar
ACLAMADOS. Más de 300 aficionados madridistas recibieron a los de Mourinho a su llegada a Bilbao.

Si el Real Madrid gana en San Mamés o iguala el resultado del Barça se apuntará su 32ª Liga (un título cada dos años y medio), la cuarta de Mourinho en cuatro países diferentes (Portugal, Inglaterra, Italia y España). Si el Madrid vence celebrará el campeonato en un estadio legendario y contra un adversario con el que ya ha cumplido 109 años de rivalidad, iniciada el 8 de abril de 1903 en la primera final de Copa (3-2 para el Athletic). El pique viene de lejos, como se puede observar.

Para los leones tampoco faltan estímulos, aunque son de índole más espiritual. Alejado a siete puntos de la Champions y con la Europa League asegurada (por ser finalista de Copa), el anfitrión tiene como motivación principal impedir el alirón madridista, sofocón que iría acompañado de los festejos habituales, oés-oés, capotazos y otras cosas terribles. El Athletic, lo recuerdo, se encuentra a siete días de disputar la final de la Europa League y a 23 de la final copera.

No serían necesarias más razones, pero aún hay una más: la negativa del Madrid a ceder su estadio para la Copa sentó mal en Bilbao y hoy también se reavivará aquel fuego.

Dibujado el escenario, el Athletic jugará sin Iturraspe y Ander, bajas por sanción, y con la duda de Amorebieta, con una sobrecarga en el gemelo de la pierna izquierda. Ante esos inconvenientes, cobra enteros la opción de que suba al mediocampo Javi Martínez (futbolista codiciado por el Madrid, para añadir morbo a la novela); la pareja Ekiza-San José cubriría el eje de la defensa.

En el Madrid no hay más ausencia que Di María, que cumple ciclo de tarjetas. Callejón o Khedira (trivote) podrían servir de alternativa. En la previsión de novedades, tampoco descarten a Coentrao, que el partido es de alirón.

Cristiano Ronaldo, como es habitual, protagonizará su propia batalla dentro de la guerra total. Empatado a goles con Messi (43), sigue en disputa del pichichi y el Balón de Oro.

Pasillo. Hablamos de alirón a medianoche, pero también podría existir pasillo a las diez en punto. Sucedería si el Málaga gana en el Camp Nou. En ese caso, Pellegrini sería, por fin, aclamado por el madridismo entero. O casi.

Estadísticas AS.com