Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Rayo Vallecano-Barcelona

El primero de los últimos

El Barça quiere retrasar el alirón del Madrid en Liga

El primero de los últimos Ampliar
PROTAGONISTA. Tito Vilanova dirigió, con Pep Guardiola, la sesión previa al partido de esta noche en Vallecas ante el Rayo.

Hasta la semana pasada, para los técnicos del Barcelona, el de Vallecas era el choque más complicado que quedaba hasta final de temporada. Superada la prueba del Ciutat de València ante el Levante (1-2), Guardiola confiaba en superar al Madrid en el Clásico, en voltear la eliminatoria frente al Chelsea, disputar la tercera final de Champions en cuatro temporadas y afrontar con todo el partido de esta noche. Pero no pudo ser. El equipo de Mourinho culminó con un excelente resultado un planteamiento bien defendido, los blues, con diez, se metieron en el choque final de Múnich y el de hoy será el primero de los últimos cinco retos como técnico principal del mejor Barça de todos los tiempos.

Hay soñadores que confían en un zarpazo del Sevilla en el Bernabéu, pero los realistas, en su mayoría, desean regresar tras el partido a casa con los tres puntos para evitar la fiesta blanca en Cibeles. Batallas de egos entre los grandes. Pero Pep va a la suya. No sólo tiene las maletas hechas, sino que camina con los pies en el suelo. Sabe y conoce el potencial del Rayo, ese equipo dirigido por Sandoval al que se le está atragantando el tramo final de curso. Pep admira las maneras del equipo vallecano, que deleitó parte del campeonato con laterales profundos y delanteros trabajadores que dejan el lucimiento a la segunda línea (Michu, 15 goles y serias peticiones para que vaya con la Roja a la Eurocopa).

Armenteros y Casado se unen a la baja de Javi Fuego. Son básicos en el despliegue del Rayo. Así como Tito, que podría aparecer o bien por la izquierda o por la derecha. En el Barça, Xavi y Piqué quizá lo vean juntos en casa de alguno, pero lo evidente es que los rivales consiguieron descifrar el juego del Barça en el tramo más decisivo. Lo del césped, tras haber jugado en selvas, campos de cross o patatales parece que ya no importa tanto. Retrasar el alirón es la preocupación de algunos.

La victoria del Sporting aprieta mucho la situación de los locales

Llega el tramo final de temporada y la clasificación se aprieta con resultados sorprendentes. El triunfo del Sporting ayer en Cornellà-El Prat (0-3) hace que al Rayo sólo le valga ganar. Los asturianos suman 34 puntos, por los 40 de los madrileños. Así, pese a las importantes bajas, Sandoval no puede despistarse. Sabe que su equipo está padeciendo mucho (lleva tres puntos de los últimos 21 disputados, en los que encajó 17 goles e hizo 10, aunque seis a Osasuna) y que desde la zona noble hace mucho que le están esperando. Un triunfo calmaría las cosas.

Estadísticas AS.com