Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga Adelante | Elche-Hércules

Rampa hacia el playoff

El derbi mide las opciones reales de Elche y Hércules

Rampa hacia el playoff Ampliar
LOS HOMBRES DEL PARTIDO. Edu Albacar y Samuel posan para AS antes de afrontar el trascendental derbi de esta mañana.

Hacía muchos años que un derbi no tenía tanta trascendencia como el de hoy. Se enfrentan Elche y Hércules. Un derbi, sí. Es distinto, sí. Ganar al vecino es especial, sí, porque además uno siempre tiene a un amigo herculano o franjiverde con el que batallar durante la semana. Pero por encima de rivalidades deportivas, piques y subidones por vencer al acérrimo enemigo, está el objetivo real. Y hoy en día, para ambos es el mismo: clasificarse para el playoff y jugarse el ascenso con otros tres equipos en sólo dos semanas, en el mes de junio.

Y si siempre un derbi marca tendencias y significa una rampa para el ganador y un muro gris difícil de superar para el vencido, éste todavía lo es más. Porque después del clásico alicantino quedarán sólo siete páginas que arrancar en el calendario, un corto periodo que deja un escaso margen para la especulación.

Es el Hércules el que llega más holgado al Martínez Valero. Un triunfo le afianzaría de manera notable entre los seis primeros y le daría la autoconfianza necesaria para ya no renunciar a nada. De hecho, si vence, en Alicante se hablará de ascenso directo. Seguro. Aunque la distancia con el segundo sea aún considerable. Alicante es así.

Obligado.

Por contra, el Elche recibirá a su archienemigo con el agua al cuello. No puede perder porque, además del mazazo psicológico, se descolgaría demasiado del sexto y su margen de error de aquí a final de temporada sería cero. Eso sí, con una victoria vería la luz: moral hasta arriba, distancia recortable con el sexto y confirmación del efecto Ferrando. El impulso perfecto para agarrar una de las plazas de playoff.

Con este caldo de cultivo, las aficiones van a responder. Habrá marea blanquiazul, aunque lejos de aquellos famosos 8.000 de hace unos años. Los locales no quieren ser menos y le darán otra oportunidad más a un equipo que este año ha ofrecido más sombras que luces en casa. Aunque haya que rascarse el bolsillo en tiempos difíciles, el derbi es el derbi.

Los onces están casi definidos. Cristian puede estrenar titularidad y Mandiá repetirá el equipo del pasado sábado.

Samuel acaparará la ira local; Albacar, icono de los exherculanos

Samuel sabe desde que fichó por el Hércules que iba a sufrir en este partido. La afición franjiverde se la tiene jurada desde que en verano dejó el Elche, tras cinco años, para fichar por el eterno rival. Sus declaraciones durante estos meses tampoco han ayudado a apagar el fuego. Habrá pancartas, pitos y cánticos contra él. Enfrente, en el Elche, hay una buena representación de ex. Albacar es el icono. Su celebración en el Rico Pérez no gustó en Alicante. Kike Mateo, Mantecón y Cristian también vistieron la blanquiazul. Calvo también jugó en el Ilicitano.

Estadísticas AS.com