Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga Adelante | Celta-Barcelona B

La venganza de Eusebio

El Celta se la juega en el regreso del técnico a Vigo

La venganza de Eusebio Ampliar
EL FILIAL CULÉ EN BARREIRO. Eusebio Sacristán trabajó ayer por la tarde con sus futbolistas en el campo donde juega el filial celeste.

Resulta misión imposible encontrar en todo el planeta un enemigo de Eusebio Sacristán. Siempre es definido por sus excompañeros, pupilos o rivales como la bondad personificada. Sin embargo, cuando el pucelano se despidió hace dos años del banquillo celeste, se fue dolido. La dirección del club no confió en él para liderar el proyecto de ascender a Primera. Entonces, el de La Seca, el técnico que se asomó con el Celta al abismo de la Segunda B, el que se sacó de la chistera a la actual quinta de canteranos que sustenta al equipo, el que llegó hasta cuartos de final de la Copa con un fútbol exquisito, mostró que también tenía mala leche. En su despedida denunció que desde dentro del club se le había hecho la zancadilla y que esos mismos iban a recoger los frutos de lo que él había sembrado. Esta tarde Eusebio regresa a Balaídos, con cuentas pendientes.

Para el entrenador vallisoletano y su grupo desbordante de talento, el encuentro de hoy carece de importancia clasificatoria. El Barcelona B está plácidamente situado en la octava plaza, con la permanencia asegurada tras encadenar ocho jornadas sin conocer la derrota. En la nueva colección de productos de La Masía, nombres como Jonathan Dos Santos, el futbolista que más pases acertados reparte en Segunda, Deulofeu o Rafinha, el otro proyecto de crack que engendró Mazinho.

Último tren.

El Celta llega a este encuentro sin margen de error. Si no derrota al filial culé, habrá que ir pensando en el monstruo del playoff. Las dos últimas derrotas le han arrebatado la careta de madurez al equipo. Errores como despreocuparse de Colotto en la última jugada de un derbi o confiar en que un rival directo va a desaprovechar tu inocencia y tirar el balón fuera, no son dignos de un conjunto que aspira a lo máximo en una categoría como Segunda. Todo el mundo está nervioso, también Herrera, que ayer buscó un golpe de efecto arengando al equipo públicamente.

Sin el capitán y referente Oubiña, Bustos cubrirá la espalda de Álex López. En defensa vuelve Hugo Mallo que necesita de inmediato recuperar su nivel. La única duda es si De Lucas se ha recuperado totalmente de un proceso febril. Toni sería su sustituto en el extremo derecho, pero lo más probable es que el catalán esté disponible. En punta, Aspas quiere salir del bache.

El vallisoletano mandó un mensaje de ánimo a sus exjugadores

Eusebio llegó ayer con el Barcelona B a Vigo y en la previa del encuentro quiso enviar un mensaje de ánimo a los jugadores del Celta: "Tienen que pensar que para delante, al equipo le quedan ocho jornadas y todavía mantiene la posibilidad clara de ascender directamente. En eso se tiene que centrar". El técnico vallisoletano recordó su año y medio como entrenador en Vigo: "Estoy muy contento con todo lo que viví aquí. Fueron momentos muy especiales para mí y realicé un trabajo del cual estoy muy satisfecho. Me alegra ver los registros de Aspas este año".

Estadísticas AS.com