Estás leyendo

"Apuesto por el Espanyol, tengo confianza absoluta"

Liga BBVA | Espanyol

"Apuesto por el Espanyol, tengo confianza absoluta"

"Apuesto por el Espanyol, tengo confianza absoluta"

Carlos Mira

Ya no hay margen de error. Pochettino, técnico y conductor del Espanyol, asume que ganar al Sporting es "una obligación" para ir a Europa y que se necesitan sumar al menos diez de los 12 puntos en juego. Un objetivo arduo y ambicioso por el que, sin embargo, apostaría casi a ciegas.

La cuenta atrás ya ha comenzado y ya de nada valen ni lamentos ni echar la vista atrás, salvo para corregir errores y tomar impulso hacia adelante. El Espanyol aún tiene a tiro la clasificación europea, que queda a tres puntos a falta de 12 en juego. Cuatro jornadas que pueden marcar el destino de la plantilla y de su entrenador. Mauricio Pochettino fue convincente ayer, en Sant Adrià. "Yo apostaría siempre por el Espanyol. Tengo confianza absoluta", resolvió, cuando preguntó si pujaría sobre el acceso a Europa que ahora se dirime entre media docena de rivales. Aunque aclaró, en un tono distendido que jamás se debe perder para restar tensión a un ambiente de pre-final: "También es verdad que yo nunca apuesto por internet, ni siquiera juego a las cartas... Como mucho, de vez en cuando al dominó".

Así pues, la primera estación de este tren definitivo hacia la Europa League la marca el Sporting de Gijón, que el sábado llega a Cornellà-El Prat con la necesidad de un triunfo si no quiere despedirse de Primera División (la permanencia le queda hoy a seis puntos). Aunque el objetivo del Espanyol es afortunadamente menos dramático, Pochettino lo tiene claro: "Pensamos que es una obligación ganar si queremos seguir con las ilusiones intactas, si queremos estar la próxima temporada en Europa". No se quiere fijar ahora mismo el preparador en el resto de adversarios directos, pues "si ganamos el sábado, seguramente vamos a depender de nosotros mismos. Simplemente, vamos a tener que hacer las cosas mejor que los demás", convino. Sí aseguró, por el contrario, que tras la derrota en el Calderón y después de "la decepción del primer día", "los jugadores creen, y tienen ganas e ilusión por conseguir tres puntos que mantengan la llama encendida".

El calendario. Considera Pochettino que "los cuatro partidos que nos quedan van a tener su complejidad", si bien preferiría llegar a Granada ante un rival salvado: "Eso siempre los hace menos peligrosos". Sin embargo, no quiso valorar si es mejor visitar el Camp Nou ante un Barça que ya no se juega nada. "Ya valoraremos esas circunstancias", zanjó.

Las cuentas del técnico son las mismas que antes de ir al Calderón, sólo que con un partido menos: "Vamos a ver si con diez puntos nos alcanza".

También te puede interesar