Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Barcelona 1 - Real Madrid 2 | La contracrónica desde el lado blanco

Cómo no te voy a querer

Un triunfo para la memoria de todos los madridistas. Mourinho tomó por fin el Camp Nou y Cristiano le ganó la batalla a Messi, apuntillando la Liga y su merecido Balón de Oro. El Barça queda tocado. El Madrid se agiganta. El doblete, a tiro.

Cómo no te voy a querer Ampliar
FIESTA EN EL 'CAMP MOU'. Los jugadores celebraron alborozados desde el césped la victoria que los convierte en virtuales campeones de Liga. ¡Campeones, oé, oé, oé!

¡Hala Madrid! Más de 600 millones de ciudadanos del mundo entero (hubo 200 más de lo que dicen los teletipos) supieron anoche quién es de nuevo el rey del fútbol, el que ya asombró en el siglo XX y empieza a hacerlo a lo grande en el XXI. El Madrid de Mourinho ganó la Liga con grandeza, en el escenario ideal para acabar con este cargante debate. El Barça claudicó y entregó las armas. No dan para más. El virtual campeón de Liga tiene mejor portero (Iker se salió), dos centrales que parecen la Muralla China (Ramos y Pepe, partido para la hemeroteca), un Xabi que mueve la aguja del reloj como si fuese un científico, un Khedira que se resarció de su mala noche de Múnich con un gol para la historia (el 108), un Mago de Özil que lleva seda y porcelana en su bota izquierda y un Benzema que se ha consagrado como el mejor nueve de Europa con sólo 24 años. Dejo el final para mi nuevo Dios del fútbol. Para el jugador que ya ha pasado a engrosar la Historia del Madrid: Cristiano Ronaldo.

Balón de Oro. Llevo semanas avisándoles de que el portugués se merece de calle el próximo Balón de Oro. Su golazo cuando el Camp Nou empezaba a rugir fue una demostración de autoridad. Dijo a los culés: "Tranquilos, no pasa nada. Yo estoy aquí para dejar claro de quién es esta Liga". La grada calló convencida de que no pueden con el Coloso de Funchal. Supermán juega en el Madrid y, encima, es un chaval excepcional. Se lo dice alguien que ha tenido la suerte de conocerle personalmente. En mi pueblo se diría: "Cristiano es un chaval de p... madre". Y como jugador, es un diez. Ha eclipsado a Messi y le ha comido la tostada en los últimos Clásicos. El argentino lleva cuatro sin batir a Casillas y el portugués ha marcado al Barça en los tres últimos. Así se ganan las Botas de Oro y los Balones de Oro. Lleva 54 goles. Su récord de siempre. Ya no le detendrá nadie. A sus 27 años, el Madrid tiene al que puede ser el mejor jugador de todos los tiempos. Se llama CRISTIANO y se apellida RONALDO. Hoy, todos a los quioscos de la piel de toro a comprar su taza del AS que se agotará en dos horas...

Afición happy. El madridismo se merecía este orgasmo múltiple. Los 500 héroes del CAMP MOU y los millones y millones que hay repartidos por todos los pueblos de esa España mía, esa España nuestra, tomaron anoche las calles. Cibeles se vio invadida en cuestión de minutos. No paraba de sonreír. Me es imposible registrar aquí, por falta de espacio, la alegría que me han transmitido peñistas, madridistas de cuna y nuevos fieles a la religión blanca que ya no tienen dudas. El presente y el futuro se escribe en el Bernabéu. CAMBIO DE CICLO. Han pasado los tres años de barbecho. Ya hemos vuelto. Estamos de regreso a la cumbre. Bayern, no sabes la que te espera este miércoles. Real, ¡cómo no te voy a querer!

Estadísticas AS.com