Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Europa League | Atlético de Madrid - Valencia

El Valencia superó al Atleti en el siglo XXI

Los che sumaron seis títulos por dos los rojiblancos y son ahora el tercer equipo del fútbol español tras Madrid y Barça.

Jorge García / Conrado Valle

El Valencia superó al Atleti en el siglo XXI Ampliar
EN LIGA, LOS CHE SON MEJORES. Esta campaña el Valencia ganaba al Atlético en Mestalla y empataba a cero en el Calderón. En el global histórico el club de la capital del Turia lidera los enfrentamientos con 55 victorias por 51 triunfos atléticos en 144 partidos de competición doméstica.

El Valencia es, en este momento, el tercer poder del fútbol español y el Atlético tratará en esta eliminatoria de recuperar algo del terreno perdido. El equipo che ha recogido, en el siglo XXI, esa vitola que lucía el Atlético de alternativa al Madrid y al Barcelona. Lo dice, para empezar la tabla de la Liga. Donde, aunque lejos, el Valencia es el equipo que sigue a los dos gigantes.

El Atleti ha perdido ya la tercera, e incluso la cuarta plaza del ránking histórico de la Liga, que al comienzo del presente ejercicio tenía al Valencia en tercera posición, tras Madrid y Barça, y al Atlético quinto por detrás del Athletic. Pese a ello, el club colchonero intenta recuperarse y, precisamente, lo ha conseguido a raíz del enfrentamiento entre ambos equipos en la Europa League de 2010. Los rojiblancos se llevaron el duelo a doble partido, para alargar el dominio en este aspecto a ocho victorias por sólo tres derrotas. Pero además, el Atlético consiguió levantar el trofeo y, a continuación, se llevó también la Supercopa de Europa. Sus gestas continentales le han permitido remontar el vuelo y esta temporada aparece ya en la décima posición del ránking de la UEFA, tres puestos por delante del Valencia. El Atlético empieza a encauzar un siglo XXI que tuvo un comienzo devastador. Terminó el XX bajando a Segunda, mientras que el Valencia quedaba subcampeón de Europa y ganaba la Supercopa de España. Dos años en el infierno para los rojiblancos con otro subcampeonato en Champions y una Liga para los che. Los del Calderón volvieron a Primera y el Valencia se asentaba en la Liga de Campeones y ganaba la UEFA. Fue la consumación de otro aspecto diferenciador: La Selección. Los Mendieta, Albelda y Baraja enseñaban el camino a los Marchena, Villa, Mata, Silva o Pablo Hernández.

La Roja ha sido un termómetro del gran rendimiento del Valencia y un agujero negro para el Atleti que sólo Torres ha podido llenar. Eso y alguna aparición esporádica de Pablo y Antonio López. Ahora ambos equipos tratan de superar la marcha de sus estrellas y la digestión valencianista aparece como menos traumática. Ya no está Villa, ni Silva, ni Mata pero Soldado, Jordi Alba o Pablo Hernández, dirigidos por Emery, mantienen el nivel. El Atlético, muy lejos en la Liga, se agarra a la Europa League para pelear por ese tercer peldaño del fútbol español.

Gol mal anulado y penalti claro

Que el Valencia haya rescatado el agarrón a Zigic del partido de vuelta de la eliminatoria que ambos equipos disputaron en 2010 no ha sentado bien en el Calderón. El error de Meyer fue evidente, pero desde la ribera del Manzanares se quiere subrayar que el partido y la eliminatoria podrían haber muerto mucho antes si el árbitro alemán no hubiera anulado erróneamente por fuera de juego un gol legal de Forlán a los cinco minutos. Y que solamente cuatro después, Jordi Alba derribó a Ujfalusi en el área (imagen junto a estas líneas) para cometer un penalti que podría haber supuesto el 2-0.

Juanito agarró a Zigic en el área

"Será que Zigic se enganchó con una puerta y por eso tiene la camiseta rota...". La frase es de César Sánchez a la conclusión de aquel Atlético-Valencia de cuartos de final de la Europa League. "Se le caerá la cara de vergüenza", decía un abatido Emery en la sala de prensa del Vicente Calderón. El Valencia clamó al cielo contra Florian Meyer, árbitro alemán del que aún se habla por Mestalla. La jugada clave fue el agarrón de Juanito a Zigic en el minuto 86. La camiseta la guarda como un tesoro el serbio. También se quejaron por la no expulsión de Reyes por una dura entrada a Jordi Alba cuando ya tenía amarilla.

Estadísticas AS.com