Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Pes Pérez

"Aquel Bayern no tenía respeto por nada ni nadie"

Javier Sillés

Usted fue el árbitro que pitó el Bayern-Dinamo de Tbilisi del Trofeo Bernabéu de 1981 que terminó con la retirada del conjunto bávaro. ¿Cómo lo recuerda?

Como una experiencia desagradable, nada más.

Se fueron enfadados con su actuación. Primero echó a Rummenigge.

Se dirigió al público del Bernabéu e hizo gestos obscenos. ¡Se echó las manos a sus partes!

Breitner fue el siguiente.

Salió del banquillo dirigiéndose a mí con el pulgar en su sien, como diciendo que estaba loco.

Y el último fue su mánager Uli Hoeness.

Empezó a incitar a sus jugadores a abandonar el terreno de juego. No me quedaba más remedio. Aun así, decidieron irse. Y por ello en el acta reflejé que todos los futbolistas del Bayern que estaban jugando eran expulsados.

Luego reconsideraron su postura y quisieron volver.

Su presidente Hoffmann me insistió, con educación, que el partido siguiese. No cambié mi decisión. Además, pusieron un condicionante.

¿Cuál fue?

Revocar la expulsión de Rummenigge. Aquel Bayern no tenía respeto por nada ni nadie.

Hoeness le tildó de loco ayer en este diario. ¿Qué opinión le merece?

Estaba muy cuerdo y sigo estándolo. Es más, me reservo el derecho de llevarle a los Tribunales españoles.

¿Cree que quisieron montar el escándalo?

Sí. Pero había un problema. En Alemania podría sancionarles por lo ocurrido.

Las sanciones fueron 210.000 pesetas para el club bávaro y para Breitner.

Ridículas. Yo declaré en la Federación alemana. Tenía que rectificar lo expuesto en el acta o ratificarlo. Hice lo segundo, pero allí no gustó.

¿Por qué dice eso?

Mire. Fui a Alemania con mi asistente Jesús Villanueva, el actual médico del Real Zaragoza. Él tenía un hermano que trabajaba en Düsseldorf. Fuimos con él a declarar. Relaté los hechos en castellano. Me ratifiqué en todo. Levantaron acta y el hermano de Villanueva me avisó que habían falseado cosas. Con caras largas, tuvieron que repetirla.

¿Volvió a pitar a un equipo alemán?

Nunca. El vicepresidente de la FIFA era el presidente de su Federación (Hermann Neurberger). Pensando mal...

Estadísticas AS.com