Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Uli Hoeness

"El Madrid nos respeta más que nosotros a ellos"

Mantiene el encuentro aunque el día anterior el Bayern perdió la Liga ante el Borussia. "Tengo sólo 20 minutos", afirma con aire de estar envuelto en una gran actividad. Pero parece que la conversación le gusta: 58 minutos de reloj.

Recuerda como llegó al Bayern de Múnich?

Era un chaval de 18 años y acababa de terminar la escuela en un pueblo a 150 kilómetros de aquí. Yo era integrante de la selección alemana Sub-16 y Sub-18, y Udo Lattek era mi entrenador. Luego, Lattek fichó por el Bayern y nos llevó a Breitner y a mí. Fue en julio de 1970.

Su Bayern ganó tres Copas de Europa. ¿Cuál fue más complicada?

Tuvimos suerte en cada una de esas tres finales. Especialmente en la primera, ante el Atlético. Jugamos un muy mal partido y en la prórroga Luis Aragonés marcó un golazo de falta. Todo estaba perdido cuando Schwarzenbeck metió un gran gol desde 40 metros. Fue algo increíble.

¿Cómo fue aquel desempate?

Siempre digo que fue el mejor partido que jugué en mi vida. Marqué dos goles, y Müller otros dos.

¿Cómo jugaba su mítico Bayern?

(Piensa) Teníamos jugadores de gran personalidad, esa era la clave. Empezando por el portero Maier. Había una gran defensa, con Beckenbauer, que tenía una clase descomunal, Schwarzenbeck para contener, Breitner en la izquierda Arriba teníamos a Gerd Müller, el delantero más eficaz que jamás vi sobre un campo

¿Vio jugar a Puskas?

Creo que Müller marcó muchos más goles que Puskas. Pero usted habla de un Madrid que fue fantástico, claro, con Puskas, Gento, Di Stéfano Conozco bien su historia.

¿Qué recuerdos tiene del Mundial que ganó en el 74?

Lo más especial fue poder ganar ese campeonato en tu propio país. Y vencer a la Holanda de Cruyff en la final. ¡Yo le hice un penalti en el primer minuto!

¿Qué pensó después?

Lo primero, y sigo pensándolo, que la falta fue justo fuera del área. Yo sólo intentaba ayudar a mis compañeros...

Para eso hay un dicho...

Yo ahora lo digo: "Un delantero no debe defender en el área". Me sentí extraño, en esa gran final Pero afortunadamente pudimos ganar 2-1. Hicimos un gran trabajo defensivo en la segunda mitad con una Holanda empujando con Cruyff, Neeskens, Ruud Krol, Rep Todos eran super jugadores. Eran absolutamente favoritos.

¿Cómo recuerda a Cruyff?

Un súper futbolista. Uno de los mejores de la historia. De los cinco mejores que yo he visto jugar.

¿Y el mejor?

Maradona Messi puede estar muy, muy cerca de él. El único problema que tiene es que juega increíble con el Barça, pero no con Argentina. Y a Maradona yo le he visto ganar un Mundial él solo en México 1986. Él jugó sólo aquel campeonato. Y fue ganando a las demás selecciones, Inglaterra, Alemania Esa Argentina era 'Maradona más diez'.

¿Cuántas veces jugó usted ante el Real Madrid?

En nuestra tercera Copa de Europa jugamos la semifinal ante ellos. 1-1 en el Bernabéu, 2-0 en Múnich. Breitner estaba en aquel Madrid

¿Qué recuerda de aquellos partidos?

Sobre todo, aquel aficionado que saltó para pegarle a Linemayer El Madrid tuvo suerte de que el árbitro no diera por finalizado el partido. Yo estaba cerca, pero fue Maier quien lo atrapó. Luego recuerdo la que se lió fuera del estadio. Era casi imposible recorrer el camino del estadio al hotel, con la gente enfurecida, tirando piedras al autobús Pero eso pertenece al pasado. Quiero dejar esto bien claro: ahora hay un respeto absoluto entre las dos aficiones y las entidades. Hay un respeto tremendo y hay que lanzar este mensaje antes de una semifinal como la que se juega.

¿Lo de ese aficionado es lo más extraño que vio sobre un campo?

Bueno, me impresionó mucho cuando, siendo ya manager, una pelota de golf alcanzó a Kahn en la cara en un partido de la Bundesliga. ¡Sangraba como un cerdo! Y Kahn era incapaz de controlar su furia Estas cosas no deben pasar.

¿Qué más recuerdos tiene del Madrid?

Recuerdo un amistoso que fue un 9-1. Ahora pienso que no fue correcto por nuestra parte. Ellos venían muy cansados y nosotros estábamos a tope.

¿No fue correcto?

Sí, lo pienso, no lo fue En un amistoso no se debe hacer eso. Yo era ya manager del Bayern porque tuve que retirarme por una grave lesión en 1979.

¿Qué le pasó?

Me rompí el menisco de la rodilla en la final de la Copa de Europa ante el Leeds. Pude jugar algún tiempo más, pero nunca volví a ser el mismo.

¿Estaba en aquel Trofeo Santiago Bernabéu del 81...?

¿En el que nos retiramos del campo? (Risas). Sí, claro. Ya era manager, como le decía.

¿Cómo fueron capaces de hacer aquello?

El árbitro estaba totalmente loco en aquel partido. Mandó a la calle a dos jugadores por nada. Breitner y Rummenigge, creo ¡Estábamos con nueve antes del descanso! Y nos metimos para adentro. Luego, en el vestuario, yo fui a hablar con el árbitro, un tal Pérez, y traté de convencerlo de que volvíamos a jugar. Sólo habían pasado 15 minutos, y él dijo que no, que ya no era posible. Intentamos encontrar una solución, pero él dijo que no

¿Pudo fichar alguna vez usted por el Madrid?

Creo que en 1974, tras la Copa del Mundo, hubo un interés del Real Madrid.

¿Cómo supo de aquel interés?

Bueno, no había representantes, simplemente me lo comentaron formalmente. Pero entonces yo tenía sólo 22 años y prefería quedarme en Múnich. Fue un honor tremendo para mí saber aquello, claro...

Usted maneja el Bayern desde 1979 y ha construido el club moderno que conocemos. ¿Qué líneas ha seguido?

Intenté construir una gran compañía desde un club pequeño. Y mi base fue: "No quiero tener éxitos deportivos sin una base económica sólida". Desde que cogí al club en 1979 hasta ahora, no hemos tenido pérdidas en ninguna temporada.

¿En ninguna?

Nunca, jamás.

¿Nunca gastaron más de lo que ganaron?

Todo lo que usted ve aquí (señala una espectacular vista de la Ciudad Deportiva a través de la ventana) está pagado.

Cuesta creerlo.

Cuando llegué había una gran deuda y vendí a Rummenigge al Inter de Milán. Y desde entonces, nunca más hubo deuda.

¿Y a Rummenigge le pareció bien?

Estaba muy feliz. Comenzó a ser un hombre rico, el Inter se quedó con un jugadorazo y nosotros sin deuda. Fue un negocio a tres bandas (risas).

¿Qué presupuesto tiene el Bayern esta temporada?

Nunca tenemos un presupuesto cerrado. Antes de que empiece la temporada decimos: "Vale, empezamos con un déficit de 20 millones, pero es porque no metemos en las cuentas las ganancias de Champions y de Copa".

Qué extraño

Este año, por ejemplo, estábamos en black numbers (saldo positivo) en enero. Por tanto, todo lo que hemos ganado de enero a junio en Champions y Copa, en la que llegamos a la final, será nuestro superávit. Esta temporada ganaremos unos 20 millones de euros.

¿Qué ocurre en Alemania con la televisión?

Es absolutamente una locura. Ganamos al año 30 millones de euros, ¿y sabe cuánto gana el Madrid? Unos 150 millones. Nosotros ganamos el 20% de eso.

¿Cómo puede entonces el Bayern ser competitivo?

Nuestro presupuesto es menor, nunca compramos a nadie por 95 millones, ni siquiera por 40. Mire, nuestra mayor transferencia fueron los 25 millones de Ribéry.

¿Y Mario Gómez?

Perdone, por Gómez pagamos 30 millones, ése es el tope de nuestra historia.

¿Qué opinión tiene del Madrid?

Es un súper club. Me gusta muchísimo. Soy muy amigo de Florentino Pérez y de Pedro Jiménez, que es un viejo amigo de los tiempos en los que luchábamos juntos con la UEFA y contra todo el mundo. Era un buen compañero de lucha para los acuerdos con la UEFA.

¿Por qué hay tanta rivalidad entre Madrid y Bayern?

Es un Clásico. Pero creo que el Bayern ha ganado al Madrid más que ningún otro equipo.

¡La bestia negra!

Y nos tienen más respeto que nosotros a ellos.

¿Sí?

Absolutamente.

¿El Bayern no tiene miedo?

Nunca he sentido miedo por nada en el fútbol, sólo por enfermedades y cosas así. Se compite en el campo, y ya está. La competición no existe fuera, y la comida de directivas será estupenda. Tenemos un gran respeto por ellos, ellos por nosotros

Pues en España la gente tiene la sensación de que el Bayern odia al Madrid.

Para nada... Tengo un gran respeto a ese club, a su nombre, a su tradición. La única cosa que no me gusta es que es un club que tiene un gran éxito deportivo pero que no paga sus deudas por sí mismo. Eso es un problema.

¿El mayor defecto de Hoeness es la sinceridad?

¡Esa es mi gran virtud! A todo el mundo le gusta eso de mí. Soy muy popular aquí porque nunca le digo a nadie algo que no pienso de él.

¿Aún piensa que el Madrid es un circo por el hecho de fichar a Beckham?

Entonces pensé que no lo estaba fichando por ser un súper jugador, sino por el extra de vender camisetas.

Eso podría ser una gran idea para usted para el futuro. Para Florentino son jugadores estratégicos. Dice de ellos que se pagan el sueldo que ganan y generan más riqueza.

Pero al final, siendo grandes jugadores, esa acumulación puede causar problemas. Sus mujeres, por ejemplo. Me gusta Mr. Beckham, pero no me gusta su mujer. Y si compro a Mr. Beckham también estoy comprando a su mujer. Y yo nunca compraría a Mrs. Beckham

Es un buen razonamiento

Mire, Florentino es un increíble hombre de negocios. A mí me gusta. Y personalmente pienso que hace tiempo cometió un error, comprar sólo gente de ataque y nadie para la defensa. Y llega un momento en que los delanteros no pueden marcar tantos goles como la defensa llega a encajar. Ahora no ha cometido el mismo error: el equipo es fuerte delante y atrás.

¿Lo cree?

Este Madrid es mucho más fuerte que el de los Galácticos. Los Galácticos fueron súper, pero duraron sólo dos años. Ahora, Florentino entiende mucho más de fútbol que en sus inicios como presidente.

¿Se portó bien el Madrid cuando quiso fichar a Ribéry? Usted lo amenazó con denunciarlo a la FIFA.

Por favor, la relación es buena, nunca iría a la FIFA a denunciarlos Es parte del juego.

Otra de sus frases para la historia: "Les sacamos de la mierda y los clubes españoles no pagan".

Lo dije al conocer la noticia de los 750 millones de euros de deuda con Hacienda de los clubes españoles. ¡No puedo entenderlo! Que Alemania esté dando mucho dinero a la gente para sobrevivir y que luego ocurra esto. Y yo creo que hay que tratar a todo el mundo por igual. Y a mí me parece increíble que en España se pagaran tres años atrás un impuesto máximo para los futbolistas del 25%. Era una gran ventaja para los clubes españoles. En Alemania se paga un 45%.

Dígame, entonces, cuáles son sus demandas.

Al final, hay que equiparar los sistemas del fútbol entre los países. Las oportunidades deben ser las mismas: mismos impuestos, mismo dinero de la televisión. Porque aquí en Alemania el que más cobra es el Bayern con 40 millones y el que menos, cobra 15. El dinero total de televisión para los equipos en Alemania es mucho menor que en España. ¡Una locura! Nos repartimos unos 420 millones. Compare eso con los 300 que se reparten Barcelona y Madrid al año. Y sume el resto... es mucho más dinero en España.

Una gran diferencia...

Ante eso se puede hacer poco, porque esto es un mercado libre. Pero no puedo aceptar, por ejemplo, que los impuestos sean menores. O que el Estado español permita a los clubes tener una deuda total de 750 millones y que les estemos ayudando a sobrevivir. Yo quiero ayudar a vuestra gente pobre, a los jóvenes que no tienen trabajo, pero no a Cristiano y Benzema

¿No es peligroso mezclar la política con el fútbol?

Quiero ayudar a España, absolutamente, sin problemas, porque somos Europa, como a Portugal, Italia o Grecia, pero quiero la ayuda no para los futbolistas sino para la gente que disfruta del fútbol. Aunque yo sé que Florentino nunca cogería nuestro dinero para pagar a Cristiano.

¿Por qué dice eso?

Porque él es un hombre correcto.

¿Habría fichado usted a un técnico como Mourinho?

No hablo de técnicos y jugadores de otros equipos.

Fíjese que yo creo que Mourinho y usted serían grandes amigos

¡Mucha gente que nos conoce a los dos me dice eso! Pero sí, puedo imaginar que los dos estamos hechos de la misma madera.

Lo que yo le decía ¿Le daría usted el poder absoluto a un técnico?

Nunca. El club es la instancia superior. Nada importa más que eso.

¿Está manchando Mou la imagen del Madrid?

Estoy demasiado lejos para decir eso.

Es un poco como usted, alguien que dice lo que piensa. ¿No cree que por eso Hoeness cae algo mal en España?

¡Nunca digo las cosas para ser amigo de la gente! Digo lo que siento. Si algo está mal, lo digo y punto.

¿Cree que la UEFA está interesada en una final Madrid-Barça?

No, no creo que quieran influir en eso ¿por qué?

¿Le preocupan los árbitros UEFA como a Mourinho?

Es una paranoia suya. Puede que hace diez años atrás A veces he criticado una decisión, pero nunca he creado una teoría de eso.

¿Cómo ve la eliminatoria?

Cincuenta y cincuenta. Para el Barcelona y el Madrid el problema es que no están acostumbrados a jugar ante equipos fuertes porque no tienen competidores en su Liga. Aquí, en Alemania, es bien distinto. Hay muchos equipos muy fuertes.

¿El problema del Bayern es la defensa?

Tenemos un súper portero y muchos internacionales en defensa, y esta comienza en el ataque si el nueve ayuda.

¿Saltarán chispas, como siempre?

Eso compete a la Prensa.

¿Por qué dice eso?

Piense en usted mismo. Cuando la gente lea su entrevista pensará: "¿Qué ha dicho este hombre?". Y yo podría decir: "¡El Madrid es el mejor club del mundo, en España los clubes no deben dinero, Beckham no es un actor sino un super jugador, me gustaría casarme con la Señora Beckham!". ¿Le gustaría escuchar eso? (acompaña sus palabras de fuertes aspavientos).

Casi prefiero seguir preguntando. ¿Por qué defendió a Del Bosque cuando Florentino le echó?

Soy gran admirador suyo. Es un súper entrenador. Fue otro de los grandes errores de Florentino. ¡Incluso el Señor Florentino Pérez comete errores algunas veces! (risas).

¿Admira usted a algún jugador del Madrid?

A Casillas, sin duda. Yo no sólo miro la capacidad futbolística. También miro la persona. Él es español, de Madrid, y a mí me gustan los capitanes con raíces que continúan temporadas y temporadas, como pasó con Raúl.

¿Seguiría Raúl en el Madrid si usted fuera su presidente?

Nosotros intentamos retener a los jugadores todo lo que nos es posible. Lo hicimos con Lahm, con Kahn, Effenberg. Intentamos hacerlo con Schweinsteiger, Ribéry y Robben. El fútbol es identidad, y si cambias todos los años a cinco o seis jugadores la pierdes. Necesitas a jugadores con raíces en el club. Y por eso me gusta Casillas. Raúl, por ejemplo, ha sido un ejemplo aquí en Alemania por su personalidad y profesionalidad.

¿Cómo de importante es Schweinsteiger para el Bayern?

Él podría de ser uno de estos tipos que buscamos para sustentar un equipo. Esta temporada ha tenido muchas lesiones y es difícil saber en qué punto está. Pero si alcanza una buena forma en el futuro puede estar en la línea de lo que fue Effenberg Tiene una personalidad muy fuerte. El Bayern necesita a alguien como él, sobre todo en los grandes partidos, donde los demás jugadores necesitan un hombre al que seguir.

Estadísticas AS.com