Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

bayern-real madrid champions league | semifinales

"¿El ambiente? Espero que la UEFA ponga bomberos"

A Mourinho no le impresiona el ambiente y lanza un dardo al Barça: "Webb es un árbitro óptimo, pero cualquiera puede pitar un penalti así, así que decide quién gana tres puntos".

José Mourinho intentó restar importancia al ambiente que se encontrará el Madrid en Múnich, donde jugará la ida de las semifinales de la Champions League ante el Bayern: "La cuestión de seguridad es de la UEFA y seguro que habrá muchos bomberos por si hay fuego. Nosotros saldremos a jugar y Webb y su staff, a pitar. El Bayern jugará con corazón, pero son un equipo de fútbol. Bromas aparte, será un gran partido de fútbol, quizá un poco más táctico de lo normal".

Refiriéndose a Webb, lanzó un dardo al penalti señalado a Isaac Cuenca y que dio el triunfo al Barcelona frente al Levante el sábado: "Webb es un óptimo árbitro, con muchísima experiencia en partidos de este nivel. El Madrid tiene buenas sensaciones con todos los árbitros. Le ayudaremos a hacer su trabajo para que sus decisiones sean acertadas, sabiendo que puede fallar y que puede haber un penalti así, así que decida tres puntos".

Mourinho también ironizó cuando le preguntaron si el Madrid era favorito: "Más importante que mi opinión son las de otros, gente muy relevante y con mucha credibilidad. Hoeness, Beckenbauer, Rummenigge, Kahn o Hitzfeld dicen que el Madrid no es un gran equipo, que ellos son más fuertes, que son favoritos, que tenemos complejo con la bestia negra. Nosotros seremos los que corran por fuera en esta eliminatoria".

Un periodista le recordó que el Madrid ha jugado nueve eliminatorias en Múnich, en las que ha encajado 22 goles. Jamás dejó su puerta a cero en sus visitas al Bayern: "Son números sin ningún significado. La historia no juega mañana. Este es un partido diferente, una semifinal".

Preguntado por la presión, dijo: "No podemos perder nada salvo la Copa del Rey, que era nuestra y no lo será este año. Es mejor olvidar la forma en cómo fuimos apartados de la competición. Liga y Champions no son nuestras y nadie puede perder lo que no es suyo".

Respecto a la alineación, comentó: "No tengo dudas. Sé quién juega, quién va al banquillo y quién va a la tribuna. Me gusta dormir sabiendo quién jugará, pero a veces tengo dudas. En este partido he trabajado tanto que nada me ha hecho dudar. La decisión ha sido fácil. Estoy tranquilo".

Mourinho explicó que rompió su silencio por imperativo legal ("hablo obligado por el reglamento de la Champions") y elogió al Bayern: "Si un equipo llega a semifinales es porque es bueno, tiene un fantástico entrenador y buenos jugadores. El Bayern es una institución fuerte y poderosa".

"El mejor halago que se le puede hacer a un equipo es decir que juega como tal. Eso es lo que admiro del Bayern, aunque tiene jugadores especiales, que pueden aportar mucho al equipo. Están en manos de Jupp Heynckes y juegan fenomenal. Están en semifinales y tienen todo el derecho de pensar que pueden ser finalistas".

Sobre su influencia en los cambios estructurales en el Madrid, comentó: "Yo no he cambiado nada en el club salvo una cosa. Los jugadores y yo hemos ayudado a que el Madrid llegue dos veces seguidas a las semifinales de la Champions cuando antes no llegaba. Mañana intentaremos dar un pasito más".

Mourinho tuvo que abordar el caso Lass, quien, como desveló AS, viajó a Turquía el 7 de abril para reunirse con un directivo del Fenerbahçe: "Cuento con él para esta temporada y para la próxima. No había sido convocado ante el Valencia, estaba libre y podía hacer lo que quisiera. No es problema mío que haya ido a París o a Turquía. Mi problema es que entrenara al día siguiente y lo hizo".

También se refirió al récord igualado de los 107 goles en la Liga: "Hay una pequeña contribución del entrenador que se une a la de los jugadores. Es normal que el equipo sea mejor que el año pasado. Y que mejore el año próximo. Igualar el récord es bonito y muestra que este equipo tiene ambición y quiere dar espectáculo. Vamos a intentar que lo bueno que hacemos pueda transformarse en algo importante".

Mourinho confesó que no está en sus planes entrenar en Alemania: "No puedo trabajar en un país cuyo idioma desconozco, y yo no sé alemán. Es muy difícil para mí dirigir aquí, pero como campeonato, me gusta cada vez más".

Estadísticas AS.com