Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

LIGA BBVA | RAYO 0 - ATLÉTICO 1

Falcao deja al Atlético a seis puntos de la Champions

El delantero colombiano marcó el gol del triunfo en Vallecas del Atlético, que se queda a seis puntos de los puestos de Liga de Campeones cuando todavía hay 15 en juego.

P. BARGUEÑO

Falcao deja al Atlético a seis puntos de la Champions Ampliar
Falcao y Arribas pugna por un balón en Vallecas.

El Rayo Vallecano sabía que este momento iba a llegar. Que Joel, Pulido y Diego Costa no iban a jugar contra el Atlético merced a las cláusulas que se estilan en la Liga. Como por azar, el gol del Atlético llegó tras un error de Raúl Bravo y sobre todo de Cobeño. Dos futbolistas que con la llegada de los refuerzos rojiblancos no estaban jugando. Sin embargo, la culpa no fue sólo de ellos, y desde luego tampoco del Atlético, que bastante ha hecho con prestar tres grandes jugadores. Simplemente, esta vez el Rayo no fue tan carismático, atrevido y agresivo como acostumbra.

La igualdad fue una constante durante la primera mitad. Incluso dejó cierto regusto amargo, porque se esperaba más de dos equipos acostumbrados a practicar un fútbol vistoso, en especial el siempre impetuoso Rayo, amigo de recibir y endosar goleadas. No hubo que esperar mucho para encender la mecha en Vallecas. A los siete minutos, el sempiterno Movilla, el más veterano del partido, probó desde fuera del área al bisoño Courtois, el más joven.

En el Atlético comenzó particularmente bien Adrián, veloz e incisivo por la banda izquierda. En el minuto 10 desbordó con una facilidad pasmosa a Arribas, central corajudo y no precisamente lento, para servir un centro al que no llegó Falcao. Y sólo cinco minutos después, de nuevo el delantero asturiano rompió por su costado, asistió a Filipe Luis pero se topó con Cobeño.

A pesar de que el centro del campo del Atlético no funcionaba como Simeone deseaba -Tiago y Mario Suárez muy apagados-, Diego fue uno de los mejores en la primera mitad. En el 19', tras una falta lanzada por el mediapunta brasileño, Mateu Lahoz acertó al anular por fuera de juego un cabezazo de Tiago. Y poco después, de nuevo Diego sirvió un balón de gol a Adrián, que falló el mano a mano con Cobeño.

El Rayo tenía un poderío temible del centro del campo hacia arriba a pesar de las bajas, pero no lo sacó a relucir en exceso esta noche. Michu estuvo algo diluido, y sobre Trashorras parece haber caído esa maldición no escrita por la cual ciertos futbolistas talentosos no lucen tanto cuando son titulares. A pesar de ello, el Rayo estuvo muy cerca del 1-0 en el 28'. Tras un centro de Trashorras, Tamudo remató de cabeza casi a bocajarro, pero Courtois estuvo espléndido y sacó a relucir unos grandes reflejos a pesar de su tremendo corpachón.

Mateu Lahoz, que había estado tremendamente permisivo durante la primera media hora, decidió que era el momento idóneo para comenzar a usar sus cartulinas. Quizá excesiva la de Movilla en el minuto 33, pero justa la de Lass, por una entrada por detrás a Juanfran. También tuvieron sus más y sus menos Arribas y Falcao, y lo cierto es que el colegiado bien pudo sancionar con penalti los reiterados agarrones del central sobre el colombiano...

Antes del descanso, el Atlético gozó de una buena ocasión de Mario Suárez, que remató de cabeza sobre Cobeño con toda la portería para él. Por el lado franjirojo, Piti no encontraba su sitio, y si acaso Lass, que se asociaba continuamente con Casado, puso algo más de empeño. Y así se fueron los jugadores al vestuario, dejando todo por decidir, con una extraña sensación de calma en Vallecas.

La segunda parte siguió el mismo guión que la primera. Ningún equipo pudo hacerse con el balón de manera más o menos continuada. Es síntoma de igualdad, pero también de desgaste, de falta de ideas... algo perdonable en el Atlético tras el 1-4 en el Calderón, pero incomprensible en el equipo de Sandoval. Comenzaron feos los segundos 45 minutos, con dos tarjetas amarillas en apenas dos minutos (Trashorras y Miranda), pero los primeros avisos los mandó el Rayo. Primero Trashorras, tras un festival de rechaces en el área rojiblanca, y luego Michu, que ejecutó un magnífico remate de cabeza en carrera desde casi fuera del área.

En el minuto 60, Simeone movió el banquillo y Arda Turan salió en lugar de Salvio, al que los 100 metros del Estadio de Vallecas se le quedaron muy cortos. El gran quebradero de cabeza de Sandoval para preparar este partido, armar una defensa de garantías, pareció resuelto durante muchos minutos, pero en el minuto 64 llegó el desajuste que ocasionó el tanto colchonero. Juanfran vio el desmarque de Falcao, centró al espacio desde su campo... y entre Raúl Bravo y Cobeño hicieron el resto. El central del Rayo no estuvo nada fino ante el colombiano, y el meta madrileño dejó boquiabierta a la afición vallecana con una salida digna de un kamikaze. Y así pasó, fue el preludio del 0-1. Falcao sólo tuvo que superar el bulto y marcar a placer.

Sandoval buscó alternativas en su mermado banquillo. Salieron Delibasic y Pacheco para echar el resto y jugar con una línea de tres conformada por Tito, Arribas y Casado. Al menos hay que quitarse el sombrero ante la osadía del técnico franjirojo. Sin embargo, no era la noche del Rayo. La inercia del gol y la necesidad de abrirse por parte del Rayo propició que los de Simeone acabaran con cierto dominio sobre Vallecas. En el 77' Cobeño respondió, esta vez sí, a un disparo raso de Diego, y a falta de cinco minutos para el final, Falcao pudo certificar la victoria, pero no acertó a rematar tras un centro de Adrián.

El Rayo no dio más de sí en una noche en la que no estuvo fino y se queda sin confirmar su permanencia en Primera, mientras que el Atlético se mete de lleno en la pelea Europea.

Estadísticas AS.com