Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Levante 1 - Barcelona 2

Messi mantiene vivo al Barça

Dos goles del delantero argentino en la segunda mitad, uno de ellos de penalti riguroso, sirvieron al equipo azulgrana para remontar el gol inicial de Barkero y seguir a cuatro puntos del líder.

ABEL ROMERA

La Liga seguirá viva una jornada más tras la remontada protagonizada por el Barcelona ante el Levante en el Ciutat de Valencia, que permite al conjunto azulgrana seguir a cuatro puntos de distancia del líder, el Real Madrid. El equipo local se fue con ventaja al descanso con un gol de penalti de Barkero tras un primer tiempo muy igualado. Tras el intermedio, el Barça se hizo con el mando del partido y consiguió darle la vuelta al marcador con dos goles de Messi, el primero tras una gran jugada individual y el segundo tras transformar una pena máxima muy rigurosa señalada por el colegiado por derribo de Botelho sobre Cuenca. El Levante sigue en su lucha por los puestos europeos.

Tras un emotivo minuto de silencio por el trágico fallecimiento del jugador del Livorno Morosini, el balón echó a rodar con dos equipos decididos a jugar todas sus bazas para lograr la victoria y continuar optando a sus objetivos. Lejos de lo que podían pensar muchos, desde el comienzo el Levante se mostró decidido a buscar la portería de Víctor Valdés con una verticalidad inusitada en los rivales del Barcelona de Pep Guardiola. Las embestidas iniciales del equipo local fueron repelidas con solvencia por la zaga de tres hombres puesta en liza por el técnico culé, a la que Busquets, con función principal de pivote, se incorporaba cuando era necesario.

El partido comenzó dividido, con un Barcelona en su línea habitual, bien colocado y con un juego pausado. Ante ellos, un Levante con mucha movilidad en sus hombres de arriba y una claridad de ideas en ataque que le dio la opción de visitar las inmediaciones del área rival, aunque con poco peligro. A los cinco minutos de partido, el Barça gozó de su primera ocasión clara de gol en las botas de Pedro con un disparo desde dentro del área que Munúa acertó a despejar a mano cambiada. El encuentro continuó vertiginoso y con los de Guardiola decantando para su lado la balanza del dominio. Poco después del cuarto de hora, el meta local se encontró el balón en un cabezazo de Thiago de espaldas en el que fue el segundo intento culé.

El Levante continuó sin perderle la cara al choque y en el ecuador de la primera mitad obtuvo su recompensa. Una mano de Busquets dentro del área, que vio y señaló el colegiado, sirvió a Barkero para abrir el marcador con un lanzamiento que engañó por completo a Valdés y colocó la sorpresa en el luminoso del Ciutat de Valencia. Tomar ventaja ante el Barcelona es una circunstancia que invita a retrasar líneas para prestar más atención a los menesteres defensivos que a los ofensivos, algo que los hombres de Juan Ignacio desecharon por completo para continuar presentando batalla a su rival en todas las líneas del campo. Está predisposición tuvo como consecuencia una gran ocasión de Pedro López que pudo ampliar la ventaja de los locales.

Tras el intermedio y con la entrada de Cuenca en sustitución de Xavi, el Barcelona estaba obligado a darle la vuelta al partido para no verse frenado en su intento de remontada liguera. Por aquel entonces, el Levante cambió de guión y decidió entregar la posesión del balón al equipo catalán con la intención de recuperar y salir rápido al contragolpe para asestar el segundo golpe a los hombres de Guardiola. Al igual que ocurrió en los primeros cuarenta y cinco minutos, el Barça continuó mostrándose espeso en ataque debido a los pocos espacios concedidos por los locales y a su obsesión por entrar por las bandas sin apenas intentarlo por el centro.

Un error de entendimiento entre Thiago y Mascherano desembocó en la primera ocasión de peligro del segundo tiempo con una contra iniciada por Koné y desperdiciada por Barkero. Guardiola seguía sin verlo claro y retiró del campo a Pedro para dar entrada a Iniesta. A falta de poco menos de media hora para la conclusión apareció el de siempre, Leo Messi, para hacer justicia en el marcador logrando el empate desde la frontal del área tras una buena jugada individual en la que colaboraron Cuenca y Alexis.

Tan sólo ocho minutos después, Teixeira Vitienes II señaló un riguroso penalti por derribo de Botelho a Cuenca. Un penalti de esos que están tan en el límite de ser o no ser que no se puede reprochar a un árbitro el señalarlo o dejar de hacerlo. Messi se encargó de ejecutar la pena máxima y completar la merecida remontada para los suyos. La recta final del partido transcurrió con tensión, con un Levante que buscó a la desesperada el empate y con un Barcelona que hizo lo propio con el gol de la sentencia. El marcador no se movió y la victoria permite al Barça seguir a cuatro de distancia del Real Madrid y seguir vivo en la Liga a falta de cinco jornadas. El Levante, a pesar de la derrota, sigue enfrascado en la lucha por puestos europeos.

Estadísticas AS.com