Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Ecos del derbi en el Calderón

Courtois ni la vio

Courtois hizo la estatua absoluta ante el Tomahawk de Cristiano Ronaldo en el 0-1 del derbi. Un golazo que ha dado la vuelta al mundo, pero hay especialistas que consideran que el portero rojiblanco pudo hacer algo más. ¿Tuvo responsabilidad? Analizamos aquí el lanzamiento.

El balón lo posó Cristiano Ronaldo a 33,2 metros. Courtois acudió a su palo derecho algo dubitativo y, sin mucha convicción, permitió la ubicación de cuatro defensas en la barrera. El central madridista Pepe complementó a los rojiblancos, con el agudo propósito de impedir la visibilidad al guardameta del Atlético.

El crack portugués disparó a 90,54 kms/h y el Tomahawk llegó a la red dejando clavado al portero. El tiro llevó la trayectoria de una perfecta 'folha seca': preciosa, precisa, potente y directa. Pero varios detalles dejan a Courtois en mal lugar: no supo situarse bajo los palos, tampoco acertó en la formación de la barrera según los manuales de portería y por ello ni siquiera vio el balón hasta que lo tuvo encima.

De libro. Según diferentes métodos publicados sobre el trabajo de portería, Courtois debería haber pedido no más de tres en la barrera considerando los dos factores que lo determinan en un tiro de falta: distancia y ángulo. Después, tendría que ceder un metro más al 'palo de la barrera' y cubrir su palo, lo cual no ejecutó correctamente.

Detalles de un portero tan sensacional como joven (19 años), que le harán madurar, sobre todo cuando enfrente dispare el 'animal' Cristiano.

Estadísticas AS.com