Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Internacional | Brasil

Una insuficiencia cardíaca mantiene grave a Havelange

"El estado clínico del presidente honorario de FIFA es grave. Durante la madrugada presentó un cuadro de insuficiencia cardíaca y necesitó retornar a la UCI", reza el parte médico.

Una insuficiencia cardíaca mantiene grave a Havelange Ampliar
GRAVE. El presidente honorífico de la FIFA está ingresado en la UCI del Hospital Samaritano de Botafogo.

El expresidente de la FIFA Joao Havelange, internado desde el pasado 18 de marzo en un hospital de Río de Janeiro, presentó hoy un cuadro de insuficiencia cardíaca y respiratoria y su estado de salud continúa "grave", informaron hoy fuentes médicas.

"Después de la visita de hoy, el estado clínico del presidente honorario de la FIFA es grave, pues durante la madrugada el paciente presentó un cuadro de insuficiencia cardíaca y respiratoria y necesitó retornar a la Unidad Coronaria" de la clínica, señaló en un comunicado el Hospital Samaritano, de Botafogo.

Havelange, de 95 años, ingresó al hospital el último 18 de marzo por causa de una infección bacteriana en un tobillo. "En este momento, el paciente necesita de un soporte de ventilación respiratoria y cardíaca y toma medicamentos para controlar la presión arterial y el tratamiento con antibióticos, por vía venosa, sigue en curso", apuntó el comunicado firmado por el cardiólogo Joao Mansur Filho, jefe de la Unidad Coronariana.

El dirigente deportivo brasileño, según sus familiares, sufrió antes de ser internado una torcedura en dicho tobillo, lo que pudo originar la infección. Havelange comandó el fútbol mundial durante 24 años, desde 1974 hasta 1998, y ya había sido hospitalizado en mayo de 2010, igualmente por una infección y en 2006 fue intervenido para la implantación de un marcapasos.

El dirigente alegó en diciembre pasado motivos de salud para justificar su renuncia como miembro directivo del Comité Olímpico Internacional (COI). De origen belga, Havelange inició su carrera como dirigente deportivo en 1956, como presidente de la Confederación Brasileña de Deportes, cargo que abandonó en 1974 para asumir la FIFA luego de que Brasil conquistara tres títulos mundiales de fútbol (Suecia 1958, Chile 1962 y México 1970).

El brasileño, hasta ahora el único presidente no europeo de la FIFA, también fue nadador y jugador de waterpolo olímpico en su juventud.

Estadísticas AS.com