Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Athletic Club 1 - Sevilla 0

Domingo de resurrección en La Catedral

El Athletic revive en Liga tras ganar al Sevilla en San Mamés con un gol de Llorente que sirvió para poner fin a la mala racha que no le permitía vencer desde el pasado cuatro de marzo.

ABEL ROMERA

Domingo de resurrección en La Catedral Ampliar
Domingo de resurrección en La Catedral

El Athletic revive en San Mamés tras cinco jornadas de Liga desaparecido, en los que sumó tan sólo un punto de los últimos quince disputados. Los de Bielsa derrotaron con total merecimiento al Sevilla con un solitario gol logrado por Fernando Llorente a los dos minutos de la segunda mitad. Los de Míchel comenzaron mejor el partido, pero se fueron apagando a medida que los leones fueron recuperando sensaciones en cuanto al juego gozando de numerosas ocasiones, que podrían haber deparado un marcador mucho más abultado. Los vascos vuelven a mirar hacia arriba en la clasificación y los andaluces se ven frenados en su lucha por los puestos europeos.

Tras unos cinco primeros minutos en los que el Sevilla llevó el mando del partido con dos aproximaciones peligrosas al área de Iraizoz y un disparo lejano de Kanouté que se fue por encima del larguero, el Athletic se desperezó para nivelar la balanza y convertir el encuentro en un partido de ida y vuelta dotado de una enorme velocidad y una enorme intensidad. Un disparo de Manu del Moral desde la frontal que se le escapó a Iraizoz obligó a Amorebieta a sacar bajo palos tras aprovechar Negredo el rechace. Los locales supieron contrarrestar la rápida salida de su rival y gozaron de dos ocasiones consecutivas para adelantarse en el marcador, pero Palop respondió de forma espléndida ante De Marcos y Llorente.

El potente inicio del equipo visitante se fue disipando a medida que avanzaba el crono. El Athletic logró hacerse con la posesión del balón, algo imprescindible en los equipos de Bielsa, para desde ahí comenzar a construir y a poner cerco a la portería andaluza. El respiro que ambos equipos se dieron cuando se cumplía el ecuador de la primera mitad se encargó de darlo por finalizado Fernando Llorente, que aprovechó una buena conexión entre Iturraspe y Ander Herrera para mandar el balón al larguero en la que era la mejor ocasión del encuentro hasta ese momento. El Sevilla replicó tan sólo dos minutos después con un disparo desviado de Negredo cuando lo tenía todo para marcar tras un error de medición de Ekiza.

El Sevilla acabó pagando su efervescente salida y concedió el dominio absoluto al Athletic en la recta final del primer tiempo. Los de Míchel eliminaron por completo la presión sobre los jugadores rivales y permitieron que los leones asediaran la portería de Palop, aunque sin ocasiones claras de peligro, hasta que el colegiado Álvarez Izquierdo señaló el camino al túnel de vestuarios. Así se puso fin a unos primeros cuarenta y cinco minutos frenéticos en los que locales y visitantes tuvieron ocasiones para deshacer la igualada inicial.

Tras el intermedio, el Athletic salió decidido a resolver el partido y así lo demostró a los dos minutos, momento en el que Fernando Llorente abrió el marcador con un gran cabezazo tras centro de Susaeta ante el que nada pudo hacer Palop. No descubrimos nada al decir que el equipo vasco no varió un ápice en su juego y en su disposición sobre el campo a pesar de la ventaja. Los de Bielsa continuaron con la misma intensidad tanto en ataque como en defensa, lo que les ha reportado más de una crítica a lo largo de la temporada, sobre todo por la gran cantidad de puntos que los rojiblancos han perdido en los últimos minutos por no dar un paso atrás cuando era necesario.

Con casi media hora por delante, Bielsa agotó sus tres cambios dando entrada a San José, Ibai y Toquero en sustitución de De Marcos, Ander Herrera y Llorente. Otra prueba más de la vocación ofensiva casi excesiva de este Athletic. Mientras tanto, el Sevilla ya había desechado la opción de juego elaborado y había depositado todas sus esperanzas con balones largos sobre sus hombres de referencia en ataque, entre los que destacó un incisivo Manu del Moral. A falta de quince minutos para la conclusión, Susaeta tuvo la sentencia ante Palop, pero el intento de vaselina del delantero eibarrés no tuvo éxito.

En la recta final el Athletic gozó de tres ocasiones consecutivas para sentenciar el partido. La madera y Palop impidieron los goles de San José, Iraola y Aurtenetxe. El pitido final dio paso al estallido de júbilo y relajación en San Mamés, que hasta el último segundo temió que se repitiera la historia de las visitas de Racing y Espanyol, entre otros, en los que se esfumaron dos puntos sobre la bocina. Con la victoria el Athletic pone fin a una desastrosa racha en la que sólo había sumado un punto de los últimos quince disputados y vuelve a mirar hacia arriba. La derrota merman las aspiraciones europeas del Sevilla.

Estadísticas AS.com