Estás leyendo

Bayern-Madrid: es la guerra

Liga de Campeones | Semifinales

Bayern-Madrid: es la guerra

Bayern-Madrid: es la guerra

El Loco del Bernabéu, el pisotón de Juanito, los cuernos de Augenthaler, el "les meteremos cinco a esos payasos" de Pizarro, los cortes de manga de Van Bommel...

Madrid y Bayern se verán por quinta vez en unas semifinales europeas, en un duelo clásico de tremenda rivalidad, repleto de polémicas y malos modos. Ambos equipos han disputado 18 partidos europeos oficiales. El Madrid se clasificó en cuatro de las eliminatorias disputadas y el Bayern en otras cuatro. Los alemanes ganaron diez partidos, los blancos seis y se registraron dos empates. Su rivalidad se ha extendido incluso a los amistosos.

La primera vez que se enfrentaron fue en las semifinales de la Copa de Europa 75-76. Se clasificó el Bayern tras empatar a uno en el Bernabéu e imponerse después en el Olímpico por 2-0. Al concluir el partido de ida, un hincha blanco, que pasaría a la historia como 'El Loco del Bernabéu', agredió al colegiado suizo Linemayer. El Madrid fue sancionado con cinco años de exclusión de las competiciones europeas, castigo reducido después a tres partidos en el exilio. En la vuelta fue expulsado Amancio, en el que sería su último partido europeo con el Madrid.

Cuatro años después, un Madrid recién llegado de vacaciones y sin preparación encajó un estruendoso 9-1 en Múnich en partido amistoso. "Más vale perder un partido por nueve que nueve por uno", dijo el técnico blanco de la época, Vujadin Boskov. Al verano siguiente, el Bayern fue invitado al trofeo Bernabéu como campeón del año anterior. En las semifinales frente al Dinamo Tiblisi, Pes Pérez expulsó a Rummenigge por hacer gestos obscenos al público. El Bayern abandonó el terreno de juego y el partido se suspendió.

El pisotón de Juanito a Matthäus

En las semifinales del 1987 se vieron de nuevo en semifinales de Champions. El colegiado escocés Valentine señaló un penalti inexistente a favor del Bayern y caldeó el ambiente. Tras una brutal entrada de Matthäus a Chendo, Juanito pisó la cabeza del alemán. Le costaría una durísima sanción y su salida del Madrid. El partido acabó 4-1. En la vuelta, 1-0 a favor del Madrid y más polémica. La imagen del feroz central alemán Augenthaler poniéndole los cuernos al Fondo Sur del Bernabéu dio la vuelta al mundo. "Creí que estaba en una plaza de toros", explicaría con ironía años después.

Al año siguiente, el Madrid se tomaría la revancha también en cuartos. Perdía 3-0 en el Olímpico a falta de seis minutos y se trajo al Bernabéu un esperanzador 3-2, que remontaría luego con un 2-0.

En la campaña 1999-2000 se vieron cuatro veces. En la liguilla, doble triunfo teutón (2-4 y 4-1), pero en las semifinales, el Madrid fue superior. Ganó 2-0 en el Bernabéu y perdió 2-1 en Múnich. Anelka quedó como héroe, con un gol en cada escenario.

En las semifinales del año siguiente, el Bayern se tomaría la revancha (0-1 en Madrid y 2-1 en Múnich). El danés Nielsen perjudicó gravemente al Madrid en la vuelta al no señalar una falta a Casillas que propició el primer gol alemán. También pasó por alto una agresión de Jeremies a Roberto Carlos y un penalti a Guti.

Kahn: "Graban anuncios, se exhiben, pero no juegan al fútbol"

En 2002, volvieron a verse en cuartos y pasó el Madrid, camino de la Novena, tras remontar (2-0) el 2-1 de la ida. El meta bávaro Oliver Kahn hizo declaraciones muy despectivas hacia los 'galácticos': "Graban anuncios, se exhiben, pero no juegan al fútbol". "No me meterán dos goles en la vuelta", proclamó desafiante. Pero se los metieron.

En 2004 se vieron en octavos. Antes del duelo, al peruano del Bayern Pizarro se le escapó el célebre "Vamos a meterles cinco a esos payasos" que tanta polvareda levantó. Pasó el Madrid no sin una nueva polémica: la UEFA suspendió a Roberto Carlos para la vuelta tras examinar un vídeo en el que se apreciaba una agresión al hoy malaguista Demichelis. Dos partidos le cayeron.

El último duelo llegó en los octavos de la Champions 2006-2007. El Bayern cayó 3-2 en el Bernabéu. Van Bommel, que hizo el último gol del choque a tres minutos del final, dedicó varios cortes de manga a la afición del Madrid. En el Allianz Arena, remontarían los bávaros: 2-1. Makaay hizo un gol a los diez segundos.

En realidad, ni siquiera hace falta que se enfrenten para dar rienda suelta a la enemistad. Hace poco más de un año, el presidente de honor del Bayern, Franz Beckenbauer, lanzaba un brutal ataque contra Mourinho en un artículo: "Llevar suéteres de cachemira no implica que se comporte como un caballero. Es un grosero y un maleducado. Sufrió una gran humillación con aquel 5-0 del Camp Nou".

Hace poco más de dos semanas, Uli Hoeness, presidente del Bayern, reaccionó así al conocer que los clubes españoles deben 752 millones a Hacienda: "Es el colmo. Impensable. Pagamos cientos de millones de euros para que salgan de la mierda (en referencia a las ayudas por la crisis) y luego los equipos no pagan las deudas". La semifinal será caliente.

También te puede interesar