Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Real Madrid

Mou celebró en Portugal la manita de Pamplona

Vio a su hijo, al que ya ha inscrito en el Canillas el año próximo.

Manu Sainz / El Algarve

Mourinho pasó el día después de la goleada de Pamplona en Vila Real de San Antonio. A dicha localidad del sur de Portugal se desplazó para ver el encuentro que su hijo José, portero de los alevines del Canillas, disputó con su equipo en la jornada inaugural del Mundialito 2012 (se jugará hasta el sábado), en el que participan clubes como Real Madrid, Barcelona o Milán.

Como el resto de padres, vivió con pasión el duelo entre el Canillas y el Oporto. El brillante triunfo del Madrid ante Osasuna provocó que ayer saliera a relucir su versión más amable y cercana. Sonriente, estuvo muy atento con la gente y se fotografió con todo el mundo que así se lo requería.

El portugués llegó a Monte Gordo (localidad limítrofe con Vila Real de San Antonio) a las 10:35 horas de España, justo a tiempo para desear suerte a su hijo antes de que el Canillas abandonara el Hotel Dunamar en dirección al estadio.

Ya en el Complejo Deportivo de Vila Real de San Antonio, se puso una gorra y trató de pasar inadvertido. Se dirigió a la grada, de donde no se movería hasta el final del choque. Allí, como un aficionado más, celebró con efusividad los goles del Canillas y las paradas de su hijo. Al igual que si estuviera dirigiendo al Madrid, no dudó en reclamar al arbitro una mano de un jugador del Oporto. Eso sí, lo hizo en un tono distendido. Tras el partido, bajó al vestuario para saludar a todo el equipo. Mou está muy contento con el trato que recibe su hijo en el Canillas y ya le ha inscrito para la próxima temporada, hecho que puede indicar que continuará en el conjunto blanco.

Mourinho abandonó, entre fuertes medidas de seguridad, las instalaciones a las 14:00h. rodeado por cientos de personas. Ya por la tarde, asistió a la ceremonia inaugural del torneo antes de regresar a Madrid.

Estadísticas AS.com