Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

MÁLAGA 0 - BETIS 2 | LIGA BBVA

El Betis puso los goles, el Málaga el juego

Rubén Castro y Dorado marcaron los tantos para acabar con la racha de seis partidos sin perder del Málaga, que no supo traducir su mejor juego en goles.

EFE

El Betis sorprendió al cuarto clasificado, el Málaga, (0-2) con dos goles en acciones precedidas de estrategia en la primera parte y se aleja del descenso ante un conjunto malagueño que dominó, puso las ocasiones, pero le fue imposible conseguir los tres puntos.

El conjunto malaguista afrontó el partido con una racha increíble de seis partidos consecutivos sin conocer la derrota y con una de las mejores estadísticas como local, treinta y dos puntos conseguidos, siendo el tercer mejor equipo del campeonato en casa.

El Betis, en cambio, llevaba seis jornadas sin ganar, con solamente tres puntos de los últimos dieciocho en juego, que le situaron a siete puntos del descenso, sobre todo después de los dos empates consecutivos en el Benito Villamarín contra el Espanyol y el Racing de Santander.

Dominio absoluto del Málaga en los primeros minutos ante un Betis, bien situado, sin errores e intentando salir con rapidez al contragolpe para sorprender a la defensa malaguista. En veinte minutos escasos acercamientos a las áreas de ambos equipos lo que definía un partido soso y algo aburrido.

El Málaga jugaba por las dos bandas, cargando el juego algo más por la derecha. En un centro desde ese lugar el delantero venezolano José Salomón Rondón, remató de cabeza y el balón salió fuera. Fue el primer aviso de los locales ante un conjunto verdiblanco que por el momento corría poco peligro, aunque tampoco llegaba a la portería de Kameni.

A medida que iban pasando los minutos, el Málaga atosigaba aún más al Betis dentro de su área. Centro, córner, faltas, pero el gol no llegaba porque no había remates claros, a excepción de otro cabezazo de Rondón, que paró Fabricio en el minuto 30.

El Betis estaba plano y sin ideas y el Málaga, algo más dinámico le iba dejando algo de campo a su rival. En una falta lateral y en el primer acercamiento de los verdiblancos, el delantero Rubén Castro, logró peinar y tocar lo justo para despistar a Kameni, adelantando a su equipo en el minuto 39.

La zaga local volvía a tener problemas para defender a balón parado y en un córner, con lío y barullo en el área, que ningún jugador logra despejar y el defensa Dorado, por bajo, batió a Kameni, en el minuto 45.

El Málaga salió a otro ritmo tras el descanso. El chileno Manuel Pellegrini quería más profundidad y puso en el campo a Duda por Eliseu y revolucionó el encuentro a favor de su equipo con sus centros, lanzamientos y con una ocasión que falló sólo delante de Fabricio, quien se convirtió en el mejor jugador de su equipo con sus intervenciones.

El conjunto malagueño asediaba, pero no acertaba. El Betis se defendía con orden y salida, aunque sin llegar al área contraria. Cazorla, algo apagado, pudo acortar diferencias con un lanzamiento desde más de treinta metros al ver adelantado a Fabricio, pero su disparo se fue rozando el larguero.

No era la noche del Málaga. Los remates no llegaban a su destino como el del delantero holandés Ruud Van Nistelrooy, cuyo cabezazo rondó el gol, al igual que el de Rondón.

Al final, el Betis se llevó los tres puntos en dos acciones a balón parado y el Málaga emborronó su idea de jugar en Europa la próxima temporada.

Estadísticas AS.com