Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

EUROPA LEAGUE | SCHALKE 2 - ATHLETIC 4

Un Athletic de leyenda anula a la mejor versión de Raúl

El 7 del Schalke remontó el gol inicial de Llorente, que luego volvió a empatar. De Marcos y Muniain decidieron el partido y quizás la eliminatoria en un partido épico de Raúl y del Athletic.

EDU HERRERO

"Raúl es uno de los mejores de la historia", palabra de sabio, palabra de Marcelo Bielsa. Lo dijo ayer y lo padeció hoy, aunque los leones también saben de gestas y han castigado a un generoso Schalke para agrandar su leyenda esta temporada. El partido de Raúl ha sido sublime, sobrehumano, excelso. No ha jugado al fútbol, ha toreado, ha bailado, ha actuado. Dos goles y varios conatos de hat-trick hasta el minuto final. Pero el eterno 7 de 34 años se ha encontrado hoy con una realidad, la que ha ido descubriendo con el tiempo: la nueva generación de futbolistas españoles ha superado el pasado y se ha abierto un inmenso presente cargado de éxitos. Y hoy se ha personificado en la figura de Llorente (doblete también), de De Marcos, de Ibai, de Javi, de Markel, de Iker, de Gorka. El partido ha sido histórico, como cada uno de este Athletic en Europa League. Es la sensación de Europa y hoy ha podido hasta con la mejor versión de Raúl y del propio Schalke.

El ya capitán de los alemanes remontó con sus dos goles el tanto inicial de Llorente. La primera parte fue frenética, la segunda delirante. Recital de fuerza, de intensidad y de fútbol puro. El Schlake se embelesó con los destellos de Raúl y dio aire a un Athletic que creció con el paso de los minutos venciendo al cansancio, al desaliento del marcador y a la efusividad de los alemanes en un estadio con visos de ser mítico. Llorente otra vez, De Marcos y Muniain lograron el hito final: anular una de las mejores noches europeas de Raúl (palabras mayores) y conseguir un resultado histórico en un partido para el recuerdo.

Los dos goles de la primera parte llegaron en un intervalo de dos minutos, el 20' y el 22'. Oportunismo de Llorente y pillería de Raúl. Fueron goles parecidos, de delantero centro, y gestados en banda derecha. El del Athletic criado por Iraola, De Marcos y Susaeta, que disparó cruzado dentro del área. El tiro se le enquistó a Hildebrand y el rechace lo introdujo de puntera Llorente. Éxtasis en el banquillo del Athletic, aunque duró un suspiro. El que tardó Raúl para meter también la puntera en el primer palo a pase de Uchida. Era el quinto gol de Llorente y el primero de Raúl en esta Europa League (luego hizo el segundo).

Antes de los goles, solo reseñar la injusta tarjeta a Iturraspe que se pierde la vuelta. Después, una larga historia que contar. Enloqueció el partido, con ataques vertiginosos, de una a otra puerta, sin pausa ni centro del campo. Con Huntelaar y Raúl como gran amenaza de los leones, y con el Athletic confiado al poderío de Llorente debido a la ausencia de control. Su misión era bajar la pelota y esperar refuerzos a la contra. Así asustó en alguna ocasión, pero el Schalke tenía el dominio, por fuerza y dinamismo, por chispa y convicción. Avisó en un par de faltas lanzadas al área por Fuchs y Farfán, pero los de Bielsa se defendieron con garra.

Antes de la paz caduca que dio el descanso, Raúl pidió penalti de Llorente. Se vieron goleador contra goleador en el área, y el veterano buscó la trampa. Raúl tiró un 'cañito' a Llorente que se resistió. El contacto fue insuficiente para derribar al capitán del Schalke, que se dejó caer. Luego el Athletic salió a la contra y el árbitro Pedro Proença dijo "hasta aquí la primera parte". Ya había tenido bastante aunque se ganó la justificada bronca de los rojiblancos.

El descanso dio de sí para ambos. Bielsa quitó al tocado Ander Herrera para dar entrada a Ibai Gómez. Y Huub Stevens se cargó literalmente a Hildebrand para devolver su puesto a Schober, ovacionado en su primera intervención. Stevens sabía que con el 1-1 tenía las de perder y en el 54 descubrió todas sus cartas. Quitó a Höger y Draxler y sacó al español Jurado y a Holtby. Los cambios coincidieron con el golazo de Raúl. El 'Gran Capitán' diseñó la jugada, Amorebieta despejó mal y dejó la pelota alta en la frontal. Raúl atacó el balón y de volea con la zurda rebasó a Gorka Iraizoz, perplejo por el recurso del '7' azul.

De la vaselina de Raúl a la remontada

Fueron los mejores minutos del Schalke, que pudo sentenciar con una vaselina soberbia de Raúl. Pasó el tiempo, con el público maravillado y coreando al español en lo que creía una fiesta pero olvidó quién es Bielsa y cómo se las gasta este Athletic. Y que enfrente del gran Raúl, estaba el no menos determinante 'Rey León'. En el 72, Fernando Llorente se impuso en el cielo a Matip e hizo el substancial 2-2. El Athletic creció y como en Old Trafford, se lanzó a lo loco. Al final, arriesgando quedarse sin nada, se llevó el todo: con el gol de De Marcos en otra jugada de empuje de los rojiblancos y con el de Muniain en el descuento. 2-4, un resultado enorme con un cansancio brutal. Y el sábado, el Barça; y el jueves, otra vez el Schalke del gran Raúl, uno de los mejores de esta y de cualquier historia aunque este Athletic de Bielsa no tiene límites.

Estadísticas AS.com