Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

BRASIL

Muerte cerebral de un joven tras una trifulca en Brasil

EFE

El número de víctimas de la violenta batalla campal protagonizada el domingo por miembros de aficiones organizadas de los clubes brasileños Corinthians y Palmeiras se elevó hoy a dos después de que los médicos confirmaran la muerte cerebral de uno de los hinchas heridos.

Guilherme Vinicius Moreira, de 19 años, integrante de una afición organizada del Palmeiras y que el domingo fue ingresado con traumatismo craneano, fue declarado en estado de muerte cerebral, según el boletín divulgado hoy por el Hospital Sao Camilo de la ciudad de Sao Paulo.

El anuncio de la muerte cerebral se produjo simultáneamente con una operación realizada por la policía este martes en diferentes sedes de aficiones organizadas de los dos clubes, en las que fueron realizados arrestos de dirigentes e incautaciones de memorias informáticas.

"Fue una operación que movilizó varios policías en siete locales diferentes. Realizamos algunas detenciones provisionales", según la comisaria Margarete Barreto, de la Policía Civil del estado de Sao Paulo, que no especificó el número de arrestados.

La Federación Paulista de Fútbol ya había anunciado la víspera su decisión de prohibir la entrada en los estadios del estado de Sao Paulo de los integrantes de la Mancha Alvi Verde, una afición organizada del Palmeiras, y de Gavioes da Fiel, la mayor hinchada organizada del Corinthians.

La prohibición regirá "hasta que sean esclarecidos los hechos y penalizados los responsables" por los incidentes del domingo, cuando unos 300 miembros de los dos grupos rivales, portando armas de fuego, varillas metálicas, bastones de madera y piedras, se enfrentaron poco antes del clásico entre los tradicionales rivales de Sao Paulo.

En los enfrentamientos el joven André Alves, seguidor del Palmeiras, murió con un disparo en la cabeza, mientras que otras siete personas, entre las cuales Moreira, sufrieron heridas.

La primera víctima era hermano del actual vicepresidente de la Mancha Alvi Verde, Lucas Alves, que fue tiroteado el año pasado en otro incidente violento de hinchadas organizadas.

Dos de los hinchas que protagonizaron la pelea fueron arrestados por la policía, según la cual los miembros de las barras bravas utilizaron las redes sociales para convocar a sus miembros al enfrentamiento.

Estadísticas AS.com