Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

LEVANTE 0 OSASUNA 2

Osasuna se mete en Europa ante un indolente Levante

Raúl García y Nino dan una victoria brillante a los de Mendilíbar, próximo rival del Real Madrid en la Liga, que deja al Levante herido pero en los puestos altos.

EFE

El Osasuna se metió de lleno en el pelotón de equipos que luchan por la Liga de Campeones, en un partido en el que, sin excesivo esfuerzo, controló a un rival indolente y sin ideas y obtuvo una victoria poco discutible. Pocas veces ha tenido que sufrir tan poco el equipo navarro esta temporada para sacar un triunfo a domicilio como en este choque, en el que le bastó con controlar a su rival y aprovechar dos de las tres o cuatro ocasiones de que dispuso para lograr su objetivo.

Enfrente, el Levante, en uno de los partidos más flojos de esta campaña, demostró que es un equipo que sufre mucho cuando le toca llevar la iniciativa. Eso le tocó hacer en un partido en el que fue por detrás en el marcador desde el minuto 16. La primera acción destacada del partido fue la del 0-1 en un balón que controló Nino por arriba y que Raúl García envió a gol con disparo seco y colocado con la izquierda desde el borde del área ante el que nada pudo hacer Munúa.

Tras el tanto, el partido continuó con las fuerzas niveladas, ya que mientras Osasuna supo fijar bien a los atacantes del Levante, a los jugadores del equipo local les faltaba precisión en los pases, por lo que apenas llegaban a la portería de la meta visitante. Un centro de Ghezzal que cabeceó Koné fue la opción más clara de gol para el conjunto valenciano, que poco a poco cercaba la meta de los navarros, aunque sin claridad en sus acciones ofensivas.

Los diez minutos finales del primer periodo ya estuvieron marcados por el dominio absoluto del Levante, sin que Osasuna fuera capaz de acercarse a la meta local. Sin embargo, conjunto de Juan Ignacio Martínez estaba espeso, no tenía las ideas claras y no tuvo la posibilidad de crear situaciones de verdadero peligro para empatar antes del ecuador del encuentro. El Levante perdió al comienzo del segundo tiempo la intensidad mostrada al final del primero y el Osasuna se defendía con una cierta comodidad ante un rival inofensivo, aunque sin llegadas a la meta local en pos de un segundo tanto que cerrara el partido.

A los diez minutos, Andrés desbarató en una doble intervención el primer ataque peligroso del Levante en el segundo tiempo. Luego pudo marcar Xavi Torres en un disparo lejano y a continuación nuevamente Andrés resolvió un mano a mano con Koné. El Levante no estaba fino y a Osasuna le bastaba con ser un equipo ordenado para evitar cualquier contingencia. Los minutos pasaban y aunque el dominio territorial era para los locales, su fútbol era muy previsible.

Poco a poco, Osasuna se empezó a acercar con frecuencia a la meta local. Un cabezazo de Raúl García pudo suponer el 0-2, pero Munúa hizo una gran parada (m.77). En el siguiente ataque, cuando el Levante ya estaba desorientado, Nino sí que lo logró. Así, y con Ballesteros como delantero centro de su equipo, se llegó al final de un encuentro que deja a Osasuna a tan sólo un punto del equipo valenciano y en el que los navarros fueron un equipo eficiente y los valencianos ofrecieron su peor cara.

Estadísticas AS.com