Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Dos partidos a Pepe, uno Özil y absuelto Ramos

El Comité de Competición sanciona también con un partido a Mourinho y dos a Rui Faria. Sergio Ramos se salva por un defecto de forma en la redacción del acta de Paradas Romero.

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol suspendió por dos partidos al madridista Pepe por decirle a Paradas Romero, colegiado del partido que los blancos jugaron en Villarreal, "¡Vaya atraco, hijo de puta!" en el túnel de vestuarios, una vez concluido el choque. También suspendió por un partido a Özil , expulsado en el mismo encuentro por mofarse del colegiado, según el acta. Ambos son baja ante la Real Sociedad. En cambio, el Comité no ha impuesto ninguna sanción a Sergio Ramos, también expulsado ese día, al entender que la redacción del acta es inexacta en lo que se refiere a la primera tarjeta que vio en el partido.

Tampoco podrán sentarse en el banquillo en el partido José Mourinho, técnico del equipo blanco, y su ayudante Rui Faria, también expulsados. Al primero le ha caído un partido y al segundo, expulsado cuatro veces en menos cuatro meses y, por tanto, multirreincidente, dos.

En el caso de Sergio Ramos, Paradas le mostró la primera tarjeta por "infringir persistentemente las reglas del juego". Esta inconcreción le ha salvado de cumplir castigo al entender el Comité que Paradas no relató con detalle cuál fue la infracción. Por esta razón se le retira la primera amarilla. También se anula la amarilla que vio Pepe en el último minuto del primer tiempo. Paradas relató que le amonestó por "simular la agresión de un adversario". Las imágenes, con el jugador sangrando por la boca, demuestran que no exageró.

La ofensa de Pepe al árbitro se encuadra dentro del artículo 117 del Código Disciplinario de la Federación, que dice textualmente: "Dirigirse a los árbitros, directivos o autoridades deportivas en términos o con actitudes de menosprecio o de desconsideración siempre que la acción no constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos o por tiempo de hasta un mes". Se le aplica el castigo en grado medio.

Tras la resolución, el Madrid tendrá que reestructurar su defensa. No podrá contar Pepe y tampoco con Carvalho, que sufre una rotura fibrilar. Junto a Ramos jugarán Varane o Albiol, las dos únicas alternativas posibles.

Estadísticas AS.com