Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Athletic Club 0 - Valencia 3

Soldado toma San Mamés

El delantero logró un 'hat-trick' que afianza al Valencia en el tercer puesto de la clasificación. El Athletic demostró una vez más su 'Llorentedependencia' y se mostró casi nulo en ataque.

ABEL ROMERA

El Valencia de Unai Emery logró una victoria incontestable en San Mamés ante un Athletic que pagó el esfuerzo realizado en competición europea entre semana y que volvió a demostrar su 'Llorentedependencia'. Los de Bielsa no crearon apenas peligro en el área de Guaita y tuvieron enfrente a un majestuoso Roberto Soldado, que logró los tres goles del partido y tuvo en jaque a la zaga local durante los noventa minutos. El delantero valenciano abrió el marcador poco antes del descanso, lo amplió en el inicio de la segunda mitad y lo cerró en los minutos finales al transformar un penalti cometido por San José. El conjunto che se afianza en el tercer puesto de la clasificación y el Athletic continúa fuera de los puestos europeos.

A diferencia de lo que suele ocurrir en los partidos que el Athletic disputa en San Mamés, fue el Valencia el que comenzó el encuentro haciéndose con la iniciativa y sabiendo anular por completo el arreón inicial habitual del conjunto vizcaíno en su estadio. A base de posesión del balón, los de Emery lograron instalar el desarrollo del juego en el campo de un rival al que le costó mucho crear juego en la medular en el primer tramo del choque. Con el paso de los minutos, los hombres de Bielsa perdieron su timidez y dotaron a su juego del ritmo necesario para desbaratar el dominio che y comenzar a dar muestras de peligro.

Rebasado el ecuador de la primera mitad, ambos equipos evidenciaron que el esfuerzo realizado entre semana en competición europea iba a pasarles factura de forma inevitable. A medida que avanzaba el crono el partido fue disminuyendo en intensidad por parte de locales y visitantes, quedando reducido el envite a un cúmulo de imprecisiones en el mediocampo que permitió a Iraizoz y Guaita ser unos espectadores de lujo ante la ausencia total de llegadas peligrosas a las áreas. Durante la primera mitad, el Athletic se mostró muy alejado del juego preciosista mostrado ante el Manchester United, algo que le costó aprovechar al Valencia, que mostró durante el primer acto falta de profundidad.

La presión ejercida por el Valencia en cada intento de salida del balón del Athletic dio buen resultado a los de Emery, que de esta forma colapsaron la idea de juego elaborado del conjunto bilbaíno, al que obligaron a rifar el balón en numerosas ocasiones. Fruto de esta presión de la que hablamos, a tres minutos del descanso llegó un fallo garrafal de San José en su intento de ceder el balón a Iraizoz que supo aprovechar un atento Soldado para subir al marcador el primer gol del partido tras deshacerse con facilidad del meta rojiblanco en el mano a mano. Se llegó al intermedio con una ventaja mínima aunque quizá también exagerada del Valencia por los méritos de unos y otros en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Tras el intermedio, el Athletic salió decidido a dar la vuelta al partido creando más peligro en los primeros diez minutos del segundo acto que en todo el primer tiempo. Cuando los leones atravesaban sus mejores momentos del partido, volvió a aparecer Soldado para marcar su segundo gol de la tarde con un disparo duro y raso tras una asistencia de Jordi Alba desde dentro del área. Con el cero a dos instalado en el marcador y la expulsión por doble amarilla de Iraola a mitad del segundo asalto, quedó resuelto un partido en el que el Athletic volvió a demostrar que sin Fernando Llorente su nivel ofensivo y sus posibilidades de afrontar con garantías un partido se ven reducidas de forma desorbitada.

A pesar de todo, los hombres de Bielsa no tiraron la toalla en ningún momento y siguieron insistiendo a la hora de buscar la portería de Guaita, eso sí, con un éxito casi nulo. En la recta final el colegiado Teixeira Vitienes II señaló un penalti por manos involuntarias de San José dentro del área que sirvió para que un estelar Roberto Soldado lograra completar su 'hat-trick' en La Catedral. Tan sólo el buen hacer de Iraizoz bajo palos evitó una goleada mayor de los de Emery. El resultado final afianza al Valencia en el tercer puesto de la clasificación y deja al Athletic fuera de puestos europeos.

Estadísticas AS.com