Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Europa League | PSV 1 - Valencia 1

Alves quitó suspense

El Valencia nunca vio peligrar el pase por su portero

Alves quitó suspense Ampliar
EL 0-1 EN EINDHOVEN. El Valencia se puso por delante con gol de Rami, al que felicitan Jordi Alba, Mathieu, Feghouli y Dealbert.

El Valencia cumplió con su cometido, que no era otro que estar hoy en el bombo de los cuartos de final de la Europa League. Lo hizo sin brillantez, pero con oficio. Es mejor equipo que el PSV y lo ha dejado claro en la eliminatoria. Respecto a ello no hay duda alguna. Pero no es menos cierto también que ayer Diego Alves evitó cuanto menos pasarlas canutas y que los de Unai terminaran pidiendo la hora. El brasileño hizo bueno el gol de rebote de Rami y con tres paradas de las que gusta ver repetidas mantuvo siempre al conjunto entrenado por la dupla Faber-Cocu a mínimo dos goles de la clasificación.

No fue el PSV en su estadio el de Mestalla, aunque dista de ser aquel conjunto que antaño ganó títulos por Europa. Los holandeses dejaron en casa a los chiquillos que son por edad y de salida le metieron al partido la intensidad que les faltó en la ida. Antes de que se llegara al minuto 4 se había visto ya una patada de Mertens a Rami y un manotazo de Manolev a Jordi Alba. Pero el Valencia aparentaba sentirse cómodo en el césped.

Ni Rami ni Dealbert se complicaban y Albelda y Tino Costa marcaban la raya en la medular. Pero tales virtudes eran sólo defensivas. El Valencia carecía de la pelota y cuando la tenía la jugaba con excesiva prisa. En un escenario de correcalles quienes tenían las de perder eran los de Unai. Entre otros motivos porque un gol metía de lleno en la eliminatoria al PSV y al Valencia le podría provocar el canguelo de los últimos encuentros.

Sólo Jonas y Feghouli entendían que lo mejor para calmar a los cachorros de fiera era darle pausa al juego y cuando les llegaba el balón así lo hacían. Pero cierta mieditis entró a raíz de una ocasión de Toivonen. El finlandés remató de cabeza a bocajarro y Diego Alves demostró por qué entre sus dones están los reflejos. Al Valencia le costó tras esa acción volver a encontrar su sitio y parecía que jugaba con fuego. Pero el PSV ladraba pero no mordía. Incluso al descanso pudo marcharse el Valencia por delante si Tyton no hubiera rectificado a tiempo en su salida para enviar a córner un intento de vaselina de Jordi Alba (acción acontecida tras un soberbio pase en profundidad de Jonas).

Encarrilado.

No pudo empezar mejor la segunda parte para los che. Un disparo desde la frontal de Feghouli lo desvió de cabeza Rami y sorprendió a Tyton. Era ya sólo cuestión de dejar pasar los minutos y cuando pintaban bastos aparecía seguro Diego Alves. Pero con todo no pudo. El PSV volvió a soñar con los cuartos gracias al gol de Toivonen. Error en las marcas de la zaga y buen gesto técnico del que fue el mejor entre los holandeses y protagonista también en la polémica expulsión de Rami. Pero ni con diez peligró la clasificación.

Estadísticas AS.com