Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

LAS DEUDAS DEL FÚTBOL

673 millones de deuda están aplazados con Hacienda

La LFP aseguró que "no existen incumplimientos en los acuerdos pactados con la Agencia Tributaria". "Los 673 millones están aplazados por acuerdos con la propia Agencia Tributaria".

EFE

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) aseguró hoy que "no existen incumplimientos en los acuerdos pactados con la Agencia Tributaria (AEAT)" y que "los 673 millones de euros de deuda de los clubes profesionales están aplazados por acuerdos con la propia Agencia Tributaria".

"La deuda con Hacienda de los clubes de la Liga BBVA (489 millones) y de la Liga Adelante (184 millones) no es exigible o está autorizado y acordado su aplazamiento por la AEAT, con su correspondiente calendario de pagos", afirmó la LFP en un comunicado. En el mismo añade que "por lo tanto, la práctica totalidad de los clubes de fútbol de la LFP no tienen una deuda exigible con Hacienda: han pactado un aplazamiento de su pago con las correspondientes garantías".

La Liga señala que "una parte importante de esta deuda está focalizada en un número reducido de clubes y sociedades anónimas deportivas (SADs) y otra está inmersa en procesos concursales o recurrida en la vía administrativa, por lo que no es exigible hasta sus plazos de vencimiento, establecidos éstos por pactos expresos o por el juzgado correspondiente".

También recuerda que el 12 de julio de 2011 "todos los clubes/SADs de la LFP, por su propia iniciativa, aprobaron en Asamblea un mecanismo de control económico para su autorregulación financiera, lo que supone un importante paso a la hora de asegurar el cumplimiento de los compromisos económicos de los clubes, tanto con la Administración Pública, como con jugadores y proveedores".

Según la LFP, "dentro de este espíritu de "juego limpio financiero" y también por iniciativa propia, este organismo ha iniciado conversaciones y "está trabajando estrechamente" con el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, "para buscar soluciones definitivas a un problema que se arrastra desde hace años. "Entre todos queremos establecer de manera inmediata un plan que permita que, en un tiempo razonable, sea posible hacer desaparecer la totalidad de las cantidades aplazadas y establecer mecanismos que impidan la necesidad de realizarlo", concluye la LFP en su comunicado.

El reglamento de control económico aprobado el año pasado por la asamblea de la LFP que los clubes de Primera y Segunda división tendrán que demostrar que al cierre de cada ejercicio que no tienen deudas vencidas, líquidas y exigibles, pendientes de pago por actividades de traspaso, ni tampoco con su personal deportivo, la Seguridad Social y Hacienda. El reglamento contempla su aplicación de forma progresiva desde la presente temporada para llegar a su implantación definitiva dentro de tres campañas (2014-15), momento en que entrará en vigor el régimen sancionador, que contempla hasta el descenso de categoría y la expulsión de la competición.

Estadísticas AS.com