Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Europa League | Octavos | Ida | Manchester United 2 - Athletic Club 3

Un Athletic de ensueño pone Old Trafford a sus pies

Baño del equipo de Bielsa al United. Llorente, De Marcos y Muniain remontaron en un partido para la historia. Los vascos, apoyados por su incansable hinchada, superiores de principio a fin.

ABEL ROMERA

Un Athletic de ensueño pone Old Trafford a sus pies Ampliar
Un Athletic de ensueño conquista Old Trafford

Extraordinario, superior, magnífico y exquisito son adjetivos que se quedan cortos a la hora de describir el partido que el Athletic ganó este jueves en Old Trafford ante el Manchester United. Los de Bielsa lograron la machada de derrotar al subcampeón de Europa en el Teatro de los Sueños con una auténtica oda al fútbol. El equipo vizcaíno dominó en la primera mitad y arrolló en la segunda. Rooney abrió el marcador a los veinte minutos y Llorente empató justo antes del descanso. Ya en el segundo acto, De Marcos y Muniain sentenciaron al equipo de Ferguson, que recobró esperanzas para la vuelta con un penalti transformado también por Rooney en el tiempo de descuento.

Fiel al estilo Bielsa, sin complejo alguno y llevado en volandas por los más de 7.000 fieles que le acompañaron en el Teatro de los Sueños, el Athletic saltó al césped de Old Trafford decidido a ganarse el respeto de su rival a base de decisión, rapidez e intensidad. El conjunto vasco no dudó en buscar la portería de De Gea desde el pitido inicial por medio de su ya habitual fútbol de toque que tantos halagos les ha reportado esta temporada. Tan sólo hubo que esperar cuatro minutos para ver la primera ocasión clara de gol de los leones. El disparo desde la frontal de Llorente se perdió junto al palo izquierdo de la meta local.

El Athletic supo tener una considerable presencia en ataque sin descuidar su retaguardia. El equipo rojiblanco se mostró muy firme atrás con una zaga rápida en el cruce y acertada en el corte que desbarató cada intento de embestida del cuadro local, que se tuvo que conformar con intentarlo con disparos lejanos y con intentos de pases profundos para llegar rápido aprovechando los espacios que aparecían después de cada acción ofensiva de los leones. Aunque tras el primer cuarto de hora el ritmo del partido disminuyó, no lo hizo el dominio de los hombres de Bielsa, que se acabaron convirtiendo en dueños y señores de la posesión ante un Manchester United que se decantó por esperar atrás e intentar el contragolpe.

Es habitual e irritante que Fernando Llorente acabe cada partido del Athletic siendo objeto de penaltis no señalados, y en Old Trafford no iba a ser menos. En el minuto dieciocho Smalling agarró y derribó de forma clara al delantero de Rincón de Soto en una acción que Florian Meyer resolvió señalando falta favorable al conjunto inglés de forma inexplicable. La injusta acción para los vizcaínos acabó convirtiéndose en la antesala del primer gol del encuentro. Chicharito Hernández se deshizo de dos defensas del Athletic con un amago, disparó a puerta y Rooney abrió el marcador aprovechando el rechace tras una gran intervención de Iraizoz.

El tanto local no acogotó al Athletic, que continuó llevando la iniciativa ante un Manchester United que consiguió colocarse con ventaja en el marcador de forma injusta, a tenor de lo visto hasta entonces sobre el césped. Rebasada la media hora y en tan sólo seis minutos, los leones gozaron de tres ocasiones claras para empatar el encuentro, pero el cabezazo de Llorente se fue alto, la vaselina de Susaeta se marchó fuera y De Gea mandó a córner el disparo casi a bocajarro de Iraola. El fútbol en ocasiones es justo y hoy lo fue en Old Trafford. Cuando ya todos pensaban en el descanso, los leones enlazaron una perfecta jugada de equipo que acabó con un centro medido de Susaeta al corazón del área para que Fernando Llorente devolviera la igualada viniendo desde atrás con un cabezazo marca de la casa.

Leones portentosos

Tras el intermedio, el partido se reanudó con el Athletic decidido a continuar llevando la contraria a toda Europa poniendo contra las cuerdas al actual subcampeón de la Champions. Y así fue, los leones atravesaron sus mejores minutos en los primeros quince de la segunda mitad con un fútbol que, por momentos, rozó lo exquisito. El estado de gracia de los vascos y la empanada local sirvió para que los bilbaínos encerraran en su área a los de Ferguson durante un buen número de minutos, en los que De Gea se enfundó el traje de héroe para los suyos realizando dos intervenciones salvadoras ante los disparos de Muniain y Llorente.

Los leones, conscientes de su superioridad, adelantaron todas sus líneas hasta instalarse con comodidad en el campo de un Manchester United que contó con un disparo de falta de Rooney, que se marchó desviado, como único bagaje ofensivo durante el tramo inicial del segundo acto. A Ferguson no le gustaba lo que veía y comenzó a variar su once y su esquema con sus hombres del banquillo. Smalling y Park dejaron su sitio a Carrick y Anderson. A pesar de que parecía imposible, la figura del Athletic continuó creciendo, aún más, a medida que avanzaba el crono. La lección de juego del equipo rojiblanco, que convirtió el partido en un auténtico monólogo en la segunda mitad, sólo era equiparable a la lección dada en la grada por los 7.000 athleticzales desplazados a Old Trafford.

A veinte minutos del final, la exhibición de los leones obtuvo su más que merecida recompensa. Una brillante asistencia de Ander Herrera a De Marcos sirvió al de Laguardia, en posición de fuera de juego, para marcar el segundo del Athletic con un disparo cruzado ante el que nada pudo hacer De Gea. Con la ventaja instalada en el electrónico, Bielsa decidió que era el momento de dar descanso a algunos de sus hombres. Toquero e Iñigo Pérez sustituyeron a Llorente y Ander Herrera en los diez últimos minutos de partido. Uno de los pilares del Athletic de Bielsa, Iker Muniain, no estaba dispuesto a quedarse fuera de la fiesta y anotó el tercero de los suyos a un minuto del noventa tras un rechace de De Gea y un despiste de órdago de Rafael.

Un penalti, igual de clamoroso que incomprensible, de De Marcos por manos dentro del área en el descuento sirvió para que Rooney acortara distancias transformando la pena máxima cuando el partido ya agonizaba. El Athletic y su fútbol, que ya ha conquistado a gran parte de España y de la Liga, lo hizo con Europa en la noche de este jueves, 8 de marzo de 2012, fecha que queda escrita con letras de oro en la historia del club de Ibaigane y en la memoria y el recuerdo de todos y cada uno de sus seguidores. Los de Bielsa deberán rematar la faena de ensueño dentro de siete días en San Mamés ante un United que, a buen seguro, no da la eliminatoria por perdida.

Estadísticas AS.com