Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Barcelona | La expulsión del central trae cola

El Barça denuncia un "agravio comparativo"

Rosell sobre los árbitros: "Si ya no pintaba bien, ahora pinta peor"

El Barça denuncia un "agravio comparativo" Ampliar
EL LÍO. Piqué, en el momento de ser expulsado.

La denuncia de Victoriano Sánchez Arminio, presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA), contra las palabras de Gerard Piqué han incendiado la Liga, en general, y Barcelona, en particular. Tanto, que Sandro Rosell, presidente del club, considera, según confesión de su portavoz Toni Freixa y en referencia al tema arbitral, que "si antes las cosas pintaban mal, ahora van a peor".

El Barça está convencido de que la vara de medir del CTA, no es la misma cuando Mourinho espera a Teixeira en el párking; o cuando Casillas le dice al árbitro "vete a celebrar con los jugadores del Barça el triunfo"; o cuando Soldado asegura que "fue expulsión y no la quiso pitar" o cuando Pacheta, entrenador del Oviedo, dice que "el colegiado miente en el acta", que cuando hay un jugador del Barça en medio. Se sienten perjudicados.

Todo arrancó cuando Piqué aseguró tras ser expulsado el sábado en el partido contra el Sporting, que el árbitro Velasco Carballo, del colegio madrileño, "había actuado premeditadamente porque en la media parte le reproché un penalti no señalado a Keita". A Sánchez Arminio esta declaración le hizo "hervir la sangre" y la denunció al Comité de Competición. Ante esta actuación, el Barça, en boca de Toni Freixa tomó ayer cartas en el asunto para pedir que se aclaren las reglas del juego ya que se sienten víctimas de un agravio comparativo respecto a otros casos muy similares que no han requerido expediente.

Por ese motivo, el portavoz pidió a Villar y a Sánchez Arminio que "aclaren las normas del juego, que sepamos cuándo el CTA denuncia y cuando no y cuándo el Comité de Competición entra de oficio y cuándo no. Si no conocemos las reglas del juego, es difícil poder competir".

Error.

En este sentido, el portavoz del Barcelona reclamó que "el Comité de Competición deje de ser un organismo unipersonal para ser un organismo colegiado". De hecho, el Comité de Competición en la Liga ya es un organismo colegiado formado por un representante de la LFP (Enrique Arnaldo), otro de la RFEF (Alfredo Flórez) y un tercero de consenso, que ocupa Lucas Osorio en sustitución de Miguel Cardenal, que acaba de ser nombrado Secretario de Estado para el Deporte. Sólo hay juez único en las competiciones que dependen exclusivamente de la RFEF .

En todo caso, la queja del Barcelona ante el agravio comparativo con otros incidentes es una pregunta sin respuesta. La única explicación fue la que ofreció en ONA FM José Ángel Jiménez Muñoz de Morales, vocal y Relaciones Externas del CTA, quien justificó la diferencia de criterios en base al argumento siguiente: "Lo de Piqué ha tenido una gran repercusión mediática y lo de Mourinho en el párking no tuvo tanta. De hecho, no sé si se llegó a tratar en el Comité".

En su comparecencia, el portavoz Toni Freixa quiso dejar claro en todo momento que "el Barça no está tratando de criticar a los árbitros, porque su trabajo es muy difícil, lo que queremos saber es el criterio de sanciones de los organismos. No pedimos favores arbitrales".

No obstante, todo apunta que su comparecencia de ayer respondía a un intento del club para evitar que de nuevo, Guardiola ejerciera en su rueda de prensa de hoy de portavoz de la entidad, como ha ocurrido en otras ocasiones. Otra cosa es que con sus palabras le allanara el camino a Pep, que hablará esta tarde.

Estadísticas AS.com