Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

El reportaje | El caladero pamplonica del Athletic

El Athletic importa el fútbol callejero de la Txantrea, el Belfast pamplonica

Muniain, San José, Ekiza, Iraizoz y Pérez proceden de la UDC Txantrea, equipo del barrio obrero de Iruña

Fermín de la Calle

El Athletic importa el fútbol callejero de la Txantrea, el Belfast pamplonica Ampliar
UN BARRIO EMBLEMÁTICO Y UNA CANTERA DE REFERENCIA. El barrio pamplonica de la Chantrea, con sus características casas bajas, imprime a su gente su idiosincrasia trabajadora, algo que ha calado en su equipo, el Txantrea, en el que pescan clubes de toda España. temporada tras temporada.

Los 80 fueron años duros en la Chantrea. Pelotas de goma, botes de humo, ikurriñas desafiantes, interrogatorios, cargas policiales... La lucha nacionalista vasca se recrudeció y Barricada, salida de estas calles, cantaba en 'Barrio Conflictivo': "La Txantrea pesadilla siniestra, eres la culpable de querer vivir en paz".

Este barrio extramuros se alza sobre unos terrenos que Franco legó a final de los 40 a trabajadores que edificaron las casas con sus propias manos. Fue creciendo con el éxodo rural y adquirió un perfil obrero y de izquierdas. Los tumultuosos episodios de los 80 han declinando, pero aún hoy, La Txan mantiene su espíritu contestatario y su naturaleza obrera.

Muchos detalles la convierten en una barriada atípica dentro de la ortodoxa Pamplona. Sus casas de dos alturas o las pegatinas con la grafía 'TX' que exhiben los coches como distintivo. Rasgo adoptado por el equipo del barrio, que jubiló la CH para denominarse Unión Deportiva Cultural Txantrea. Pese a la cercanía de Osasuna, el Txan está ligado a otro club, el Athletic, históricamente vinculado al nacionalismo vasco, aunque en su versión más tradicional y moderada. Analizando la plantilla de los leones uno descubre que el caladero que presenta más efectivos es el vivero pamplonica: Gorka Iraizoz, Mikel San José, Iker Muniain, Íñigo Pérez y Borja Ekiza. Y en el B militaban hasta hace poco los Goñi, Julen y Adrien.

Fútbol de barrio. ¿Imprime el barrio un rasgo diferenciador a los jugadores que se crían en sus calles? Alfonso Gogorcena, entrenador del Tercera y durante años en la cantera de Osasuna, sostiene que "el gen navarro aporta competitividad, ser del barrio, humildad, y el ser del Txantrea, un fútbol más combinativo, aunque más que una apuesta, que también, es una consecuencia. El hecho de sólo tener un campo obliga a trabajar en terrenos reducidos y practicar ejercicios de toque". Xabi Gracia, actual entrenador del Kerkyra griego que llegó al Athletic del Txantrea y jugó en Lleida, la Real, Valladolid y Villarreal, sostiene que "los chicos del barrio son más maduros y descarados. El ambiente familiar une al grupo. Recuerdo con cariño aquellas calderetas".

La vinculación de la UDC Txantrea con el Athletic comenzó hace 39 años, año y medio después de inaugurarse Lezama, y finaliza en junio de 2012. José Luis Nagore, presidente de la sección de fútbol del club, confiesa que en los últimos tiempos algunos equipos han tratado de coquetear con el caladero pamplonica, "pero estamos muy contentos con el Athletic. Nunca falló, ni siquiera cuando no salían jugadores". Nagore, criado en el barrio y exjugador del Txan, recuerda que "en los años duros el club no era ajeno a las reivindicaciones del barrio, pero nunca mezcló fútbol y política. El éxito radica en el sentimiento de club de los jugadores. Aquí no cobra nadie. Y esto lejos de ser un hándicap, es un plus".

Es miércoles por la tarde, el termómetro señala -4 grados mientras 40 chavales del cadete y juvenil se ejercitan. En este club la dedicación es tan valorada como el talento. Sin duda el origen humilde y trabajador de sus jugadores ha convertido la Txantrea, en otros tiempos sinónimo de conflictividad, en un apacible caladero de grandes futbolistas.

Estadísticas AS.com