Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Real Sociedad 2 - Sevilla 0

Carlos Vela y Rubén Pardo amargan el debut de Míchel

Los goles del mexicano y del riojano dieron una merecida victoria a la Real Sociedad e infringieron al técnico madrileño su primera derrota como técnico del Sevilla.

ABEL ROMERA

Carlos Vela y Rubén Pardo amargan el debut de Míchel Ampliar
Carlos Vela y Rubén Pardo amargan el debut de Míchel

Amargo estreno de Míchel en el banquillo del Sevilla. El técnico madrileño sufrió su primera derrota con el conjunto hispalense el día de su debut en un partido en el que su equipo se mostró muy desdibujado y en el que fue superado por completo en la segunda mitad por la Real Sociedad. El mexicano Carlos Vela y el riojano Rubén Pardo finiquitaron el choque en la segunda mitad con dos goles que llegaron en un intervalo de tan sólo cuatro minutos. El triunfo sirve al conjunto vasco para dejar los puestos de descenso a cuatro puntos y dar un salto significativo en la clasificación. El Sevilla, con tintes preocupantes, queda a tan sólo tres del precipicio.

El respeto, el miedo y las excesivas precauciones con las que ambos equipos saltaron al terreno de juego depararon un primer cuarto de hora de partido con un ritmo muy bajo y en el que ni donostiarras ni sevillanos se lanzaron decididamente arriba. Las ocasiones de gol brillaron por su ausencia hasta que Rubén Pardo asistió de forma exquisita a Carlos Vela para que el delantero mexicano estrellara el balón en la cruceta izquierda de la portería de Palop, titular en el primer once de Míchel por un proceso febril de Javi Varas. El equipo andaluz, que comenzó con un claro 4-1-4-1 sobre el césped en el estreno de su nuevo entrenador, no pudo superar la adelantada línea de presión que colocaron los de Montanier con el transcurso de los minutos y se vieron obligados a rifar el balón de forma continua.

Los problemas del equipo visitante en la salida del balón, permitieron a la Real Sociedad disfrutar de sus mejores minutos, en los que Rubén Pardo gozó de una nueva ocasión de peligro con un disparo desde la frontal tras una dejada de Vela que se perdió junto al palo izquierdo de la portería rival. El Sevilla, muy apagado y sin trabajo de presión hasta que se cumplió el ecuador de la primera mitad, despertó con la aparición de hombres como Reyes, Jesús Navas y Negredo, cuyo remate de cabeza poco después de la media hora llegó a rozar el larguero de Bravo. Con el primer acto ya agonizando, Andrés Palop se encargó de demostrar que su suplencia no le ha robado ni un ápice de los reflejos que le encumbraron como uno de los mejores porteros de la Liga. Una gran intervención del meta valenciano evitó un gol cantado y a bocajarro de Vela.

Tras el descanso, ambos equipos regresaron decididos a conseguir el primer tanto del choque. Negredo, tras una buena acción individual de Jesús Navas, fue el primero en probar suerte con un disparo desde dentro del área que desbarató un atento Carlos Martínez. A medida que avanzó el crono, el partido ganó en intensidad y velocidad por parte de los dos conjuntos, al mismo tiempo que las continuas interrupciones le privaron de la continuidad necesaria para que aparecieran las ocasiones de peligro. El partido comenzó a romperse y a decantarse a los veinte minutos de la reanudación tras un centro de Prieto prolongado por la cabeza de Agirretxe y enviado a la red por un gran disparo cruzado de Carlos Vela.

El tanto recibido obligaba al Sevilla a tomar el mando de un partido que hasta ese momento careció de dueño. El afán de los hombres de Míchel por devolver la igualada al marcador lo antes posible originó grandes espacios atrás que supo aprovechar el equipo local. Tan sólo tres minutos después de inaugurarse el marcador, apareció Rubén Pardo para ampliar la ventaja de los suyos con un derechazo desde la frontal de los que hacen época y ante el que nada pudo hacer Palop. El segundo mazazo donostiarra dejó noqueado a un Sevilla que pudo recibir algún tanto más en la recta final del partido a no ser por el desacierto de Agirretxe y Griezmann.

El Sevilla buscó acortar distancias por activa y por pasiva para entrar de nuevo en un partido en el que, a excepción de la recta final de la primera mitad, se mostró muy desdibujado y falto de ideas. La defensa local, muy firme y compacta, supo contener las embestidas sevillanas para acabar sumando tres puntos que le permiten alejarse del descenso y dar un salto considerable en la clasificación. Míchel debutó en el banquillo del Sevilla con derrota y el equipo andaluz suma ya tres consecutivas. La situación del cuadro andaluz adquiere tintes preocupantes. Su nuevo técnico tiene mucho trabajo por delante.

Estadísticas AS.com