Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Real Madrid 4 - Athletic 1 | La contracrónica

Así, en el Camp Nou

Pese a la dolorosa cornada sufrida ante el Barça, el líder reaccionó con firmeza, goles y galones. Y buen juego. Pocos destructores y mucho ingeniero. Mourinho modificó por completo su apuesta ante un Athletic jugón. Un triunfo vital.

Herida suturada. He visto muchos partidos en el Bernabéu disputados bajo la depresión provocada tras un fiasco similar al sufrido el miércoles ante el Barça. Son traicioneros, con el ambiente frío, los nervios a punto de estallar, los jugadores quemados por la presión y los rivales envalentonados para sacar petróleo entre la bronca. Pero este Madrid no es un Madrid más. Es un equipazo dispuesto a hacer historia. Ha terminado la primera vuelta con números de la Liga de Marte. Casi cincuenta puntos (49) y 67 goles (si repite en la segunda vuelta, sumaría 134). El problema es, exclusivamente, el Barça. Mourinho deja de ser Mourinho y también los jugadores se contagian por esa obsesión que tanto daño ha hecho en los últimos Clásicos. Pero anoche vimos un Campeonísimo de Invierno.Un equipo capaz de salir de las aguas turbulentas con una goleada a un Athletic imperial, bien dirigido por Bielsa (que de loco sólo tiene el mote) y lanzado tras adelantarse en el marcador con un gol que llevó la firma de ese león que siempre ruge: Llorente. Pero el Madrid se levantó, señores. Con grandeza, con buen juego, con valentía. Mou habrá entendido que jugar ofensivo no significa ofender, sino todo lo contrario. Míster, ¿por qué no sacaste un equipo así ante el Barça? ¿Por qué?

REMOUNTADA. El portugués debe empaparse de los grandes triunfos históricos en el Camp Nou. Allí se ganó 0-2 en Champions, con una vaselina de Zidane (su defensor oficial en estos días de borrasca) que todavía está en la memoria de los madridistas. Míster, a Barcelona se va a ganar y a dar la vuelta a la eliminatoria. Con coraje, sin miedo, jugando con osadía y ambición. Si usted hace eso y caemos, será recibido con una ovación sincera. Hay que morir de pie. O liarla parda y dar la vuelta a los pronósticos y a los agoreros. Sea usted irreverente consigo mismo y deje que los jugadores tomen el Camp Nou a la vieja usanza. Con atrevimiento, bemoles y buen fútbol.

Cristiano 100. El crack se había ganado el derecho a firmar el gol 100 oficial de la temporada y no faltó a la cita. Luchó como un jabato y se alió con Marcelo y Özil. Le veo firmando su gran noche frente a Pinto, al que ya le pintó la cara el miércoles en la única ocasión que tuvo. Gorka venía a por el récord de Zubizarreta, pero con gente como Marcelo o Cristiano delante, es misión imposible...

Cantera. Los pitos a Mourinho (reproche claro por su planteamiento rácano ante los azulgrana) tuvo la contrapartida con las ovaciones a Granero (¡por fin titular!) y a Callejón (que vaya torito, hay torito bravo...). Esas ovaciones debieron retumbar en los tímpanos del portugués, que ya sabe lo que quiere el Bernabéu. Once Juanitos y canteranos, chavales con denominación de origen vikinga. Más Carvajales y menos Altintops. Se trata de recuperar identidad. Ayer, sin ir más lejos, un tal Casillas cumplió 600 partidos de blanco...

En su honor. Esta victoria, holgada y merecida, va por Don José Ribot Velasco, un madridista honorable que nos dejó este fin de semana. Esta Liga va a ir dedicada para él y para todos los merengues que se merecen una alegría de las buenas. Como el alcalde de Cazalegas (Amando Blanco, con ese nombre es lo mínimo), Garci y Duro (mis polis favoritos) y los paisanos de la Peña de Daimiel, que ayer visitaron Valdebebas para empaparse de lo que es este club. Y el miércoles, a hacer historia. ¡¡¡A por ellos, oé!!!

Estadísticas AS.com