Estás leyendo

Para frotarse los ojos

R. Sociedad 0 - Atlético 4 | La contracrónica

Para frotarse los ojos

Para frotarse los ojos

El Atlético logró por fin ganar lejos del Vicente Calderón. Simeone, sabedor de que esta es su gran oportunidad en un banquillo, ha cambiado al equipo. Ayer sobresalieron los dos delanteros. Falcao logró un hat-trick y Adrián hizo un tanto.

Seguir

Un ciclón. Anoeta ha sido siempre un campo difícil para el Atlético, donde sólo había ganado una vez. Pero Simeone no sabe de estadísticas ni de campos malditos. El Cholo es consciente que tiene una de las grandes oportunidades de su vida como técnico, y no quiere desperdiciarla. El entrenador había comenzado con muy buen pie su andadura en el Atlético, pero la prueba del algodón era el encuentro de anoche. Y la sacó con nota. El equipo rojiblanco cuajó un memorable partido ante la Real Sociedad y en torno al Atlético se ha decretado el estado de optimismo. El cambio ha sido tan radical, que es como para frotarse los ojos. El equipo de Simeone se queda ya a las puertas de Europa y el objetivo de la Champions ya no parece inalcanzable. Del encuentro de anoche todo son noticias positivas.

Fuera. Los números del Atlético a domicilio eran lamentables. Más propios de un equipo que lucha por el descenso que por objetivos europeos. Dos empates en casi una primera vuelta eran cifras que alejaban al Atlético del objetivo de estar entre los cuatro primeros. Los rojiblancos lograron ayer su primer triunfo lejos del Calderón. Además en tres encuentros con el Cholo el equipo madrileño no ha encajado un gol.

Punto 3.000. El Atlético viajó a San Sebastián con la intención de alcanzar el punto 3.000 en Liga. Algo que sólo han conseguido Real Madrid, Barcelona, Athletic y Valencia. Y los rojiblancos lograron sumar 3.002 puntos de la mejor manera posible, ganado en un feudo tan difícil y complicado como es Anoeta. Pese a que el club rojiblanco ha estado seis temporadas en Segunda, es el tercero en lo referente a títulos conseguidos, sólo por detrás de los dos grandes. La entidad madrileña ha perdido el protagonismo que tenía antaño, pero Simeone quiere esta temporada devolver al club al sitio que le corresponde.

El ataque. Adrián marcó el segundo gol del Atlético y ya lleva 12 esta temporada entre Liga, Copa y Europa League. En su mejor temporada con el Deportivo hizo 11. A principio de campaña pocos creyeron que el asturiano era un jugador válido para el Atlético. Hoy es al revés, pocos lo dudan. Por otro lado Falcao lleva 14 goles en Liga. Unos números importantes para un jugador que quiere hacerse un nombre en España. Su segundo gol demostró que es un jugador que tiene una gran calidad técnica además de remate y olfato goleador. El Atlético de Simeone quiere ser un equipo, pero estos dos futbolistas tienen que marcar las diferencias.

Ilusión. Pero por encima de todos estos números positivos Simeone ha devuelto la ilusión a toda la afición rojiblanca. Hace justo un mes el Atlético fue eliminado de la Copa ante el Albacete y el club se vio envuelto en una nueva crisis. Un mes después, las caras de tristeza se han convertido en gestos de alegría, en esperanza de que la temporada aún pueda dar alguna satisfacción a una hinchada que lo necesita. Las caras de alegría las vi ayer en mis amigos de Fresnedillas: Chin, Ana, El Belga y El Marianito, atléticos sufridos y sufridores. Lo mismo hicieron los aficionados de la Peña Fernando Torres de Irún, que ayer celebraron el octavo aniversario de la asociación. Ser del Atlético en Irún no debe ser sencillo, pero ayer todos los aficionados encontraron fuerzas para seguir adelante.

También te puede interesar