Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

SEVILLA 2 - VALENCIA 1 | COPA DEL REY

El Sevilla reacciona tarde y el Valencia pasa a cuartos

Soldado adelantó al Valencia pero el Sevilla remontó con goles de Rakitic y Víctor Ruiz en propia puerta. Marcelino, en peligro.

DAVID F. SANCHIDRIÁN

El Valencia acabó con los fantasmas que le rondaban desde el 2008 y alcanzó los cuartos de final de la Copa del Rey. Los de Unai Emery se han aprovechado del tanto de Soldado en el Sánchez Pizjuán para plantarse en los cuartos de final donde le espera su vecino, el Levante.

No fue un partido brillante pero sí emocionante. El Sevilla empujó desde el pitido inicial pero el equipo ché rectificó a tiempo para acabar asediando la portería rival al final de la primera parte. En la segunda mitad Jonas volvió a ser protagonista y se sacó un pase medido para dejar solo a Soldado ante Varas. El valenciano no desaprovechó el mano a mano para asestar un golpe definitivo a la eliminatoria y hacer un guiño al palco donde se encontraba Vicente del Bosque debatiendo entre él y Álvaro Negredo para un puesto en la delantera de España en la próxima Eurocopa. El Sevilla reaccionó a tiempo con el empate de Rakitic pero esperó demasiado para hacer el segundo (minuto 92). La eliminación del Sevilla deja en la cuerda floja a Marcelino, que tiene al equipo a seis puntos del objetivo (Liga de Campeones) y a uno de puestos europeos.

No hace mucho tiempo este tipo de 'faenas' se fraguaban desde la grada del Sánchez Pizjuán. Cuando el Sevilla necesitaba una remontada, la afición se encargaba de poner a hervir la olla sevillista hasta dejar la proeza a punto. Hoy se intentó pero faltaban bastantes. Y los ausentes se perdieron la vuelta de José Antonio Reyes al estadio sevillista. El utrerano arrancó desde la mediapunta para distribuir el juego del Sevilla con Manu del Moral y Jesús Navas en los costados.

De primeras resultó acertada la decisión ya que el los de Marcelino agarraron al toro por los cuernos desde el primer minutos con una fuerte presión a los creadores valencianistas y rapidez a la hora de buscar la puerta de Diego Alves. El cuadro valencianista sufría en exceso a la hora de sacar el balón, con numerosas pérdidas en zonas comprometidas, y además Banega, cerebro de este equipo, dedicaba más tiempo a destruir que a construir.

El Sevilla avisó en varias ocasiones. Trochowsky se aventuró con un centro-chut envenenado que acabó en saque de esquina, Reyes probó tímidamente desde la frontal y Jesús Navas tuvo la más clara desde el costado diestro pero la cara de Diego Alves hizo de pantalla.

Retrasar a Jonás hasta la altura de los centrocampistas chés es lo que amainó el vendaval andaluz. Banega se descargó y el Valencia empezó a crear y a creer. Primero lo intentó con contragolpes, después con disparos lejanos como los de Jonas y Soldado, pero Javi Varas voló ante ambos zapatazos, y al filo del descanso Rami pudo machacar la eliminatoria de un cabezazo.

Si el primer tiempo tuvo una fase para cada equipo, el segundo comenzó con todo más igualado. Ninguno de los dos conjuntos supo dar continuidad a su juego, descomponiéndose en sus propias impresiones. Aún sin criterio en el centro del campo ambos equipos conseguían atisbar la portería contraria. Pero el tiempo corría en contra del Sevilla y Marcelino no tardó en mover el banquillo en busca del revulsivo. Metió a Rakitic y Perotti y se marcharon Trochowsky y Manu del Moral.

Soldado pide paso ante la mirada de Del Bosque

No dio tiempo ni para valorar las sustituciones porque el Valencia asestó un golpe duro a la eliminatoria tan pronto como pudo. De nuevo Jonas se erigió como héroe. Esta vez no marcó pero se sacó un pase al hueco espectacular para dejar solo a Soldado, que no perdió la oportunidad de mandar un recado a Del Bosque, presente en el palco del Pizjuán..

El Sevilla no tiró la toalla y se enganchó al barco nada más caer al agua. Tres minutos después, un despeje de Alves a tiro de Cáceres cayó en los pies de Rakitic que no perdonó. Quedaban veinte minutos para buscar la proeza y Marcelino se vio obligado a ir a por todas. Con Kanouté en el campo (se marchó Fernando Navarro), el Sevilla se volcó con todo para buscar la remontada pero sólo encontró un tanto de Víctor Ruiz en propia puerta el minuto 92. Reacción tardía. Ahora el Valencia espera al Levante en los cuartos de final.

Estadísticas AS.com