Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

CHELSEA 3 - VALENCIA 0 | LIGA DE CAMPEONES

El Valencia murió a orillas del Támesis

Dos goles tempraneros del Chelsea condenaron al conjunto de Unai Emery. Drogba fue el mejor del partido con dos tantos. El otro lo marcó Ramires tras un fallo de Víctor Ruiz.

DAVID F. SANCHIDRIÁN

El Valencia remó hasta la extremaunción y pereció a orillas del río Támesis. Un empate con goles hubiera resultado suficiente para mantener el paso en la Liga de Campeones pero un gol tempranero de Drogba sumado a la lentitud defensiva de Víctor Ruiz en el tanto de Ramires hundió definitivamente al Valencia. El Valencia no perdió nunca la cara al partido pero tampoco avasalló la portería de Cech. El Chelsea no ofreció ningún resquicio y en los minutos finales cerró el encuentro gracias a otro tanto de Drogba, el mejor del encuentro junto a Juan Mata.

Los de Emery reaccionaron tarde en la fase de grupos y ahí puede estar la clave de la condena. El empate inaugural en campo del Genk y la remontada del Bayer en Leverkusen ha resultado mortal para un conjunto que se tendrá que conformar a partir de ahora con la Europa League.

Los valencianistas desembarcaron el Londres con Soldado como redentor. El valenciano se ha obcecado en lograr un puesto en la Selección a costa de Fernando Torres y ese duelo comenzó, a priori, con ventaja para él ya que el de Fuenlabrada empezó a la vera de Villas-Boas. También se cayeron del once Lampard y Anelka. Sus ausencias no resultaron traumáticas para un Chelsea agresivo en la presión y certero a la hora de estocar. El Chelsea no dio ni cinco minutos de cortesía. Un resbalón de Barragán lo aprovechó Mata para ceder a Drogba, que batió a placer.

Era el peor comienzo para el Valencia pero había tiempo para recular. Espoleados por la necesidad, el Valencia se fue al ataque hasta dominar y atisbar la meta de Cech. Alba estrelló un balón al poste a los dos minutos del tanto del marfileño y poco después Albelda probó fortuna desde la lejanía pero un vuelo del checo frustró el intento.

Mientras el ataque valencianista esperanzaba, con buena movilidad de Jonas entre líneas e internadas peligrosas de Alba y Feghouli, la defensa lastraba todo el trabajo. Uno de los baluartes del Valencia de esta temporada hacía aguas y descomponerse defensivamente en Stamford Bridge resulta mortífero por la forma meteórica de lanzar contragolpes. Sólo hay que ver el partido de Drogba para dar fe de ello. El segundo gol 'blue' fue el claro ejemplo de la empanada defensiva que sufría el Valencia. 'Didi' cazó el esférico en el centro del campo, buscó la carrera de Ramires y Víctor Ruiz, con todo a su favor, fue engullido por el brasileño hasta dejar al Valencia tocado y prácticamente hundido.

El tramo hasta el descanso fue un quiero y no puedo del equipo de Emery. Se intentaba insistentemente por las bandas pero el cuadro londinense resultaba impenetrable. Unai esperó a los diez minutos de la reanudación para hacer su primer cambió y el damnificado fue Jordi Alba. Se prescindió de las internadas por el costado zurdo para dar cabida a Aduriz. Al otro lado Barragán hizo las labores de Alba. El cambio de dibujo agradó algo la cara del Valencia y Feghouli quiso poner emoción al encuentro pero su disparo lo repelió Cech. Fue lo último que hizo en Londres porque Pablo Hernández ocupó después su puesto.

Por su parte, Villas-Boas fortificó la medular del Chelsea con Obi Mikel. Pasaban los minutos y nunca se apreció inquietud en el cuadro londinense. Lo que sí seguía mostrando la zaga valencianista. Rami volvió a escenificarlo ante 'El Elefante' de Costa de Marfil, que se comía uno a uno a todos sus oponentes. Primero enseño su corpulencia al defensa galo y después ejecutó por la espalda de Víctor Ruiz. Un tanto que nació tras un formidable pase al hueco de Juan Mata. Tras el tiro de gracia 'blue', Villas-Boas homenajeó al español y al marfileño con la sustitución. El Valencia nada pudo hacer en Stamford Bridge y ahora sus miras viran hacia la Europa League.

Estadísticas AS.com